José María Esteban

Señor director:

Escribo este correo para denunciar la injustica que se está produciendo con las familias de las personas que lo dieron todo en su trabajo incluido la vida, y mas concretamente la de mi hermana y sus hijos.

El día 8 de junio del pasado año falleció José María Esteban, no es que lo diga yo que como ya he dicho soy su cuñado, los medios de comunicación y las redes sociales lo dijeron “Una gran persona que lo dio todo por los demás”.

Durante unos días fue noticia y como es normal con el paso del tiempo lo dejo de ser, pero en un acto que se celebro en la Corte Regionales, se habló otra vez del personal sanitario que nos ha dejado en esta pandemia, se les ha reconocido con la medalla de Oro de las Cortes Regionales. Todo muy bonito y muy políticamente correcto.

Pero la cruda realidad en el caso de la familia de Pepote “que es como le llamaban en casa” es que han tenido que denunciar a la empresa de Ambuibérica para la que trabajaba y a la Mutua de Accidentes FREMAT, ya que ninguno ha reconocido el fallecimiento como Accidente de Trabajo.

Sin entrar en detalles, nuestros políticos reconocen en dos ocasiones a nuestro sanitarios y sociosanitarios fallecidos, primero en un acto en Madrid presidido por el rey en el Palacio Real y luego en las Cortes Regionales, ¿y la familia tiene que denunciar lo que le entienden corresponde por derecho? , cuando son los primeros que nos recogen en nuestras casas, en fin esperemos que al final la Justicia obre en consecuencia como ya lo está haciendo con otros casos de personas que estando también trabajando en Hospitales y Residencias (portero, limpiador …etc.) está ganado la batalla.

Una pequeña reflexión para nuestros políticos “entérense de lo que pasa en las calles con la otra realidad del COVI-19” porque al final parece que este país hay un cambio de poderes de Legislativo por Ejecutivo.

José Rafael Centeno