Gracias de todo corazón

Señor director:

Desde el terrible dolor de la pérdida de alguien para mí tan indispensable y querido, no quiero dejar pasar estos días sin manifestar mi más profundo agradecimiento a TODO el Servicio de Diálisis del Hospital General de Segovia, que durante éste último año habéis atendido a mi marido Tomás García Rodríguez, fallecido el pasado día 10 de Agosto.

La profesionalidad, la dedicación y el cariño con que le habéis tratado a él y a mí misma, dan a vuestro trabajo un punto de excelencia digno de elogio y reconocimiento.

Aún a riesgo de olvidarme de alguien, por lo que pido disculpas anticipadas, quiero referirme a aquellos con quien he tenido un trato más directo:

Al Dr. Calle, (que para nosotros era simple y cariñosamente Leo), y que siempre nos demostró su afecto y cercanía, a mi querida Azucena García, a Enrique, a Noelia, a Azucena Mayoral, a una encantadora nefróloga, de quién siento no recordar su nombre, a Marga, al Dr. Molina, y a todo el personal de Enfermería y auxiliares, cuyos nombres no conozco. También a los conductores de ambulancia que se lo llevaban de la Residencia cuando aún no había ni siquiera amanecido y me lo devolvían después de la diálisis cuando yo le estaba esperando para comer juntos.

A todos los que habéis contribuido con vuestro trabajo y cariño a hacer más llevadera esta dura etapa de nuestra vida, MUCHAS GRACIAS, os llevaré siempre en mi corazón..

MARIBEL EGIDO CARRASCO