Fundación Juan de Borbón

SEÑOR DIRECTOR:

Soy un jubilado de 77 años, muy aprovechados.

Entre otras actividades, trabajé desde 1990 como Director Comercial para un Grupo de Empresas, relacionadas con el Medio Ambiente. Los tres últimos años, cuando fuimos absorbidos por otro Grupo de ámbito internacional me trasladaron a Cataluña.

Mi trabajo consistía en la búsqueda y presentación a licitaciones Públicas; lo que me permitió en tantos años, conocer bien por dentro el modo de funcionar de las diferentes Administraciones. Difícil de explicar con todo detalle, pero fácil de entender cuando como en el caso de la Fundación Juan de Borbón ese Ayuntamiento parece que quiere eliminar y lo que creo deberían hacer, permítanme decirlo, es cambiar su nombre; hoy día sería comprensible tal y como les van las cosas.

El sistema está roto y perdido y no tiene nada que ofrecer a los ciudadanos aparte del dinero, como único interés en la vida, y ese sistema, donde dominan los bancos, las corporaciones, los fraudes y la corrupción, han agotado las posibilidades de estímulo de la gente en el terreno de la CULTURA.

Sufrí tanto en el trabajo por esas cosas, que desde el momento que me jubilé, decidí, devolver a la Sociedad lo que el empirismo de la vida me había enseñado. Y me apunté a un curso que había convocado el Gobierno de Cantabria denominado “Agente Dinamizador del Medio Rural”

Hacen falta colectivos para crear TEMAS originales alrededor de la CULTURA y salirse de lo de siempre porque tal y como van las cosas, no me extraña que los ciudadanos estén indignados y cansados de los políticos.

Soy militante del PSOE, desde 1982, he sido Secretario General en un pueblo de Cantabria hasta que tuve que irme a vivir a Barcelona. Allí milité en el PSC, como Secretario de Organización de la Agrupación Temática de Medioambiente de la Federación de Barcelona. Cuando me jubilé, lo dejé TODO. Regresé a Santander, donde me animaron volver a militar y aquí estoy ayudando a la Mancomunidad de Municipios del Saja-Nansa, con temas de la España vaciada con otros siete amigos, también jubilados, apoyando al Ayuntamiento de Mazcuerras con la Asociación ASELART desde hace 6 años www.aselart.es.

Por este motivo conocimos en esta Asociación ASELART a Noelia Gómez que participó en unos cuantos de nuestros eventos musicales.

Desde entonces hemos mantenido algún contacto y poco tiempo después, supimos había superado unas pruebas para la Dirección de esa Fundación Juan de Borbón, ahora tristemente denominada.

Mi pensamiento socialista es “Trabajar por el bien de la COLECTIVIDAD de las PERSONAS” y “Ser tolerante con el que se equivoca pero………. IMPLACABLE CON LA DESHONESTIDAD”. Conozco las cosas que pasan, por experiencia cuando hay que pactar con otros partidos, según convenga y lógicamente aprovechar las posiciones de poder, para colocar a los amigos.

Por todo ello, pido sin acritud a la alcaldesa de ese Ayuntamiento, Clara Isabel Luquero de Nicolás, a la Concejala de Cultura Mª Eugenia Aguiar Bartrina y a Guillermo San Juan Benito, reflexionen sobre el tema y reconsideren lo útil de la Fundación, haciendo público que la democracia en ese Ayuntamiento, no está pervertida, ni secuestrada.

¡Hay que mejorar el sistema!

IGNACIO BERMEJO