En defensa del patrimonio de Segovia

Señor director:

Como segoviano y lector de muchos años del periódico EL ADELANTADO DE SEGOVIA, es para mí una alegría, que desearía transmitir a los lectores, comprobar cómo se presta desde las páginas de nuestro diario una especial atención a nuestro patrimonio, que es un bien común del conjunto de los segovianos, y cuya defensa debería ser una obligación para todo aquel que se sienta ciudadano de pro. Tengo que citar también los muy documentados especiales que están sacando con motivo del 120 aniversario del periódico, que nos devuelven a una época que forma parte de nuestra historia más querida y no siempre bien conocida.
Sin embargo, vemos con preocupación cómo cada día más se destruye el patrimonio de nuestra ciudad. Ahí está la casa de los Buitrago, que es una vergüenza cómo está, y también los cables al alcance de cualquier vista en una de las calles más señeras de la ciudad, como es la de Daoíz. Qué imagen más mala damos. Pido a la señora alcaldesa y a todo el Ayuntamiento que proceda a arreglar ese desastre. Es una vergüenza que sea el anticipo de la visita a nuestra querido y emblemático Alcázar.
Desearía que no cayera en saco roto lo dicho, y que se recupere la defensa del patrimonio como emblema de nuestra ciudad, no obstante su Acueducto, el mejor de sus monumentos, figura en su escudo, que es el de todos.

Mariano Alcover María