El parking del Puerto de Navacerrada

Señor director:

El BOCyL publicó el 8 de enero el “ACUERDO 1/2021, de 7 de enero, del Presidente de la Junta de Castilla y León”. En él se prorroga el confinamiento perimetral de la Comunidad con estas palabras: “limitación de la entrada y salida de personas del territorio de la Comunidad de Castilla y León” excepto “la entrada de vehículos y personas desde la Comunidad de Madrid al estacionamiento de vehículos en el Puerto de Navacerrada situado en la Carretera N-601 en el límite de esta Comunidad con la Comunidad de Castilla y León, en la Provincia de Segovia y la salida de vehículos y personas desde este estacionamiento hacia la Comunidad de Madrid”. Este acuerdo es un acto administrativo dictado (por delegación) por el Presidente de la Junta de Castilla y León y, según el artículo 47.1.c de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, sería un acto nulo de pleno derecho por ser de “contenido imposible”. No hay ninguna carretera que se llame N-601 en el Puerto de Navacerrada (creo que en 1984 cambió el nombre a CL-601 y M-601 pasando a ser competencia autonómica) ni el aparcamiento está en el límite exacto de las dos comunidades y, además, el acceso al aparcamiento al que parece referirse el acuerdo se produce desde la carretera SG-615, no desde la CL-601 ni la M-601.

Este sábado se publicó en el BOCyL el “ACUERDO 4/2021, de 15 de enero, del Presidente de la Junta de Castilla y León”. El objeto de este nuevo acuerdo es “la limitación de la entrada y salida de personas del territorio de cada una de las provincias de la Comunidad de Castilla y León” sin hacer referencia a la excepción del aparcamiento del Puerto de Navacerrada. No se deroga el acuerdo 1/2021, sino que se establece que “se mantienen los efectos” de dicho acuerdo anterior por lo que se podría considerar que la exceptuación del aparcamiento al confinamiento perimetral de la Comunidad Autónoma sigue vigente. Pero ateniéndonos a lo redactado en los dos actos (que tienen el mismo rango legal, según el principio de jerarquía normativa), el segundo acuerdo claramente limita la entrada y salida de personas de cada provincia, sin especificar que esa limitación se refiere solo entre provincias de la propia Comunidad Autónoma, pudiendo ser, por lo tanto, con otras CCAA. El mantenimiento de los efectos del acuerdo anterior es contradictorio con lo que establece el nuevo acuerdo, por lo que, al no poder coexistir los dos actos íntegros en la misma realidad jurídica, uno tiene que dominar, que en mi opinión tiene que ser el que haya sido dictado con posterioridad (que además es más restrictivo).

Como conclusión, el aparcamiento del Puerto de Navacerrada no tendría que haber sido nunca ocupado por personas provenientes de la Comunidad de Madrid debido a la indefinición del mismo en el Acuerdo 1/2021. Y, en el caso de que hubiera estado bien definido, creo que desde el 16 de enero se tenía que haber vuelto a prohibir la entrada de personas de Madrid al mismo, ya que el Acuerdo 4/2021 es más restrictivo en ese aspecto que el 1/2021 y lo que debería estar en vigor en la actualidad es la limitación de entrada y salida no justificada de toda la provincia de Segovia, sin excepción alguna.

Mario Martín Antón