El frío que pasamos en la piscina

Señora directora:

Los abajo, firmantes, hombres y mujeres que utilizamos las instalaciones de la piscina José Carlos Casado por prescripción facultativa para realizar el curso de rehabilitación, queremos dejar constancia de la situación que estamos viviendo:

Como entenderán el uso que hacemos de estas instalaciones, no es por capricho, lo hacemos los lunes, miércoles y viernes para mejorar nuestro estado de salud. Somos personas con avanzadas edades y las actividades que realizamos dentro de este programa, nos procuran un gran beneficio para nuestros cuerpos.

Durante los meses de diciembre y enero hemos vivido situaciones muy difíciles de soportar, un verdadero desastre. Según nos comentan los trabajadores han cambiado la caldera que da servicio a la piscina, pero por lo que comprobamos parece que todavía el problema no está solucionado: la temperatura de un espacio como es la piscina, donde nos encontramos solo con el bañador tiene que ser lo suficientemente confortable, y no es de recibo que pasemos el inmenso frío que soportamos.

El viernes 27 de enero fuimos a nuestra clase de rehabilitación, pero ni siquiera pudimos acceder al agua ya que solo estaba a 26º. Eso no es nada, si hablamos de la temperatura ambiente: háganse la idea de cuál sería cuando los monitores estaban trabajando abrigados con chandall, pantalones y chaquetas. Entenderán que no estaban así por capricho.

El Ayuntamiento no hace caso a nuestras reclamaciones. Nosotros pagamos rigurosamente nuestra cuota todos los meses y aunque les decimos que no podemos seguir así nunca llega ninguna solución.

Ya sabemos que en Segovia hay pocos sitios donde poder llevar a cabo estas terapias pero el ayuntamiento en este momento no nos está atendiendo para que podamos seguir haciendo nuestros ejercicios.

Si para nuestro ayuntamiento las personas mayores no somos una prioridad, tendremos que plantearnos buscar una solución a nuestro problema de otra manera.

GRUPO DE USUARIOS DE LA PISCINA