Cuestión de matices

Señor director:

Según el diccionario de la Real Academia, negacionismo es “la actitud que consiste en la negación de determinadas realidades y hechos históricos o naturales relevantes, especialmente el Holocausto”. En este último caso, la negación es ofensiva para el pueblo judío; víctima del nazismo.

Para la izquierda son negacionistas quienes niegan lo que llaman “violencia machista”. Es decir, quienes no admiten que las mujeres víctimas de sus parejas, lo sean, precisamente por ser mujeres. Se trata de un matiz, pero nada trivial. Es innegable que existen tales crímenes, como existieron los crímenes del Holocausto. Los judíos murieron asesinados, por ser judíos, es decir víctimas de una ideología fanática y homicida: el nazismo. Una actitud hacia los judíos que no es equiparable a la que tienen quienes asesinan a sus parejas. A éstos no les mueve ideología alguna, sino la pasión irracional, siempre execrable.

¿Por qué la izquierda se empeña en confundir a la gente con esa “palabra mágica”? Los ideólogos del marketing político, seguro que tienen la respuesta. Al equiparar sendos hechos, los chamanes a sueldo construyen una ideología que criminaliza a todos los hombres por igual y de paso hipnotizan a una derecha desnortada.

Miguel Ángel Herrero