Carta a los Reyes Magos

Señor director:

Queridas Majestades:

Soy una médico de Atención Primaria a punto de jubilarme, tras 40 años de profesión.

He trabajado al comienzo de mi vida profesional en pequeños y lejanos pueblos, aislados, y sin poder acceder a casi ningún medio diagnóstico. Con turnos de 24 horas disponibles porque no existían turnos de guardia.

En el medio urbano, con un cupo grande donde las citas de un día eran tantas que al verla pensabas que no serías capaz de atender a todos.

Os cuento todo esto para que sepáis que he trabajado duro y nunca me he rendido.

He vivido este 2020 de pandemia en primera línea, con pena, sufrimiento, angustia, pero con coraje y sin desfallecer. Por eso creo señores Magos de Oriente, que puedo merecer que este año me traigáis lo que os pido:

1.-Quiero que todos tengan derecho a una atención sanitaria de calidad sin depender de sus ingresos porque eso es SALUD.

2.- Quiero que nuestros dirigentes políticos a todos los niveles dejen de pelearse entre ellos y pensar en votos y piensen en SALUD.

3.- Quiero que nuestros jefes directos nos escuchen, sean valientes y luchen donde haya que hacerlo por la SALUD de mis pacientes.

4.- Quiero que la Atención Primaria sea importante porque está más que confirmado que una Atención Primaria fuerte es SALUD.

5.- Quiero que cuando un compañero caiga enfermo, salga de guardia o esté de vacaciones , haya alguien que atienda a sus pacientes , con continuidad y calidad porque eso es SALUD.

6.- Quiero que los niños de mi Centro de Salud tengan un pediatra, porque el que teníamos se ha ido y es más que probable que no venga nadie a sustituirle, porque de eso dependerá en gran parte su SALUD de ahora y la del futuro.

7.- Quiero que me traigáis la fuerza para seguir y no jubilarme ya aunque podría, porque no puedo dejar solos a mis compañeros ahora, en esta situación. Pero para ello necesito que me traigáis SALUD, salud para no sentir este cansancio infinito , esta tristeza inmensa al final de cada jornada , porque siento que nuestro Sistema de Salud ya no es el mejor y yo no puedo hacer todo lo que me gustaría por la SALUD de mis pacientes.

No sé si estoy siendo egoísta y he pedido demasiado, quizás si.

¡Bueno! vosotros, que sois sabios, sabréis que si hay que escoger solo un regalo, escojo SALUD.

Lucía Corral