Acerca del intrusismo en el sector de los guías de turismo

358

En referencia al artículo aparecido el 8 de Enero denunciando el fraude millonario derivado del intrusismo en el sector, quería manifestar que estoy totalmente de acuerdo con las declaraciones del representante de la Asociación de Guías de Turismo de Segovia ( de la cual no formo parte) y añadir alguna otra información sobre el particular.

En el verano del 2017 conseguí el título de Guía oficial de turismo de la Comunidad de Castilla y León (CyL) después de pasar con éxito un cúmulo de pruebas (6 en total) que solo el 30% de los aspirantes logramos superar, a pesar de que habían transcurrido 7 años desde la última convocatoria de pruebas en nuestra Comunidad. Empecé a trabajar en Segovia, una ciudad con la que siempre he tenido una relación profunda, con la mejor de las intenciones, firmando, en el 2018, un convenio con la Empresa Municipal de Turismo. Todo fue bien hasta que llegó el verano cuando, debido a algunos comentarios aislados de parte de ciertos turistas de nacionalidad española, los representantes de esta empresa, me llamaron para pedirme sin más que me “tomara un descanso” y no volvieron a llamarme nunca más.

Teniendo en cuenta la misión de tal institución, la experiencia fue no solo bastante decepcionante sino, en mi opinión, completamente inconsistente con lo que podría esperarse de la Empresa. Gracias entre otras cosas al apoyo de algún colega que todavía sigue valorándome, he podido seguir trabajando, aunque con algunas dificultades… derivadas entre otras razones de las consecuencias que el intrusismo que su artículo denuncia ha tenido en el sector.

Me gustaría concluir añadiendo que, si para conseguir la titulación de Guía de Turismo en CyL y poder trabajar en nuestra ciudad cualquier aspirante tiene que enfrentarse a complicadas pruebas (a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades autónomas como Canarias y otras), en mi caso el esfuerzo ha sido mucho mayor, debido a mi condición de extranjero. Me hubiera gustado que en la tierra de acogida que Segovia ha sido históricamente y que tendrá que seguir siendo en el futuro si no quiere quedar varada en el tiempo, aquellos que justamente tienen la misión de recibir a otros me hubieran acogido en lugar de hacerme sentir, por alguna extraña razón, tratado de forma discriminatoria o “diferente”.

Muchas gracias por atenderme.

Salvatore Musumeci