Alberto Herreras Díez – Guardia Civil: 175 años de servicio

156

En este “veranillo” interminable que estamos viviendo, llega de nuevo la festividad de la Virgen del Pilar, Fiesta Nacional de España y Patrona de la Guardia Civil.

Pero en esta ocasión tiene un significado especial, no solo para los miembros del Cuerpo y sus familias, sino para la propia Historia de nuestra Patria, porque este año se conmemora el 175 aniversario de su creación.

En efecto, al comienzo del reinado de Isabel II se hacía patente en todo el reino un general estado de inseguridad causado por la delincuencia rural, sobre todo por el bandolerismo, que las pocas fuerzas del orden entonces existentes —todas de carácter local o provincial e integradas por efectivos sin la necesaria preparación— se mostraban incapaces de atajar.

Esta inseguridad podía poner en riesgo, a la larga, las mismas bases de la convivencia y, también de la misma monarquía. Las fuerzas políticas que sustentaban el Estado liberal español vieron la necesidad de crear una fuerza de seguridad pública que abarcara todo el territorio nacional. Así nació la Guardia Civil.

Mediante dos decretos en marzo y mayo de 1844, se dio forma al Instituto de la Guardia Civil y el Mariscal de Campo, Don Francisco Javier Girón y Ezpeleta, Duque de Ahumada, fue su organizador en calidad de primer Inspector General del Cuerpo desde septiembre de ese año.

Su despliegue se inició en Madrid donde éste se hizo coincidir con el cumpleaños de la reina, el día 10 de octubre. Posteriormente se extendió a todo el territorio del Estado.

En diciembre la Sección de Infantería correspondiente a la provincia de Segovia ya estaba desplegada. Los ciento treinta y cinco hombres que formaban la 3ª Compañía de Infantería, perteneciente al 8º Tercio Castilla la Vieja, con cabecera en Valladolid, se establecieron en las líneas y puestos de Boceguillas, Cuéllar, Villacastín y Segovia.

Así comenzaron 175 años de servicio a la sociedad segoviana de un Cuerpo, hoy integrado en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que se ha convertido en la institución más valorada por la sociedad española y un referente para los cuerpos de seguridad de muchos países.

Si volvemos la vista atrás, desde aquel primer acuartelamiento de la ciudad, en el que fuera Convento de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, de la Calle Desamparados, hasta hoy, no solo vemos mejoras materiales, sino una larga trayectoria durante la cual la Guardia Civil se ha ganado el respeto, la consideración y el cariño de la inmensa mayoría de los segovianos, quienes, tras tantas notables actuaciones, hemos contraído con ellos una deuda de gratitud eterna.

Hoy “los de verde” honran a su patrona y celebran su día. En la capital, tras la Misa de la Catedral, el acto castrense tendrá lugar en el Azoguejo. Todas las Casas Cuartel de la provincia celebran actos. Es buena ocasión para acercarnos allí y compartir con ellos momentos de alegría, de confraternización, de fiesta… pero sobre todo de agradecimiento por esos 175 años de servicio y entrega, manifestando el orgullo que sentimos por tenerles a nuestro lado.

Por supuesto, yo lo haré, e invito a los todos segovianos de cualquier lugar de la provincia a hacer lo mismo: de bien nacidos es ser agradecidos.

Felicidades a “los de verde” y ¡¡Viva siempre honrada la Guardia Civil!!