El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante una rueda de prensa ante los medios de comunicación.
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, durante una rueda de prensa ante los medios de comunicación. / efe
Publicidad

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, afirmó sobre la situación en Cataluña que “presionar a los jueces, periodistas, policías y, sobre todo, a todo aquel que no comulgue con el independentismo” es una forma de “violencia” contra ellos. En declaraciones a los medios, el ministro cargó además contra los partidos independentistas por “intentar imponer un proyecto excluyente a la mitad de la población por las bravas”, algo que considera que “no es democrático”.

Cuando se cumplen 155 días de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y 100 días de las elecciones del 21-D, Zoido insistió en que la presión que, según él, se da sobre jueces y fiscales constituye violencia, así como “enfrentarse” con la Policía. Por otro lado, el Ministerio del Interior ha evitado hasta 125 ciberataques a infraestructuras críticas en los dos primeros meses de 2018 —53 en enero y 72 en febrero—, una cantidad cercana a doblar las cifras de ciberincidentes detectados en todo el año 2014, cuando se registraron 63 casos.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, señaló que se trata de “un trabajo magnífico de patrullaje en la red” de los ciberagentes de la Policía y de la Guardia Civil y, por ello, su prestigio se extiende incluso más allá de España.

Intentos de escaneo de red, ataques con ‘malware’, accesos no autorizados, ‘spam’ o robo de información son los ciberataques más habituales a los que se enfrentan Policía y Guardia Civil, informó el Ministerio del Interior en una nota.

Para poner freno a los ciberataques, Interior destacó la prevención del delito y la cooperación internacional a través de foros y bases de datos compartidas como Europol o Interpol.

El Ministerio del Interior, la Policía Nacional y la Guardia Civil utilizan cuentas de Twitter para concienciar y dar a conocer posibles peligros y pautas de seguridad. La amenaza creciente del ciberterrorismo es una de las que más preocupan, especialmente tras la declaración en 2015 del nivel alto de alerta terrorista, a partir de la que se estableció un Dispositivo Extraordinario de Ciberseguridad (DEC).