Zapatero y Rajoy llegan a la capilla ardiente por Eduardo Puelles

El funeral por la última víctima de ETA, al que ya han confirmado su asistencia los Príncipes de Asturias, tendrá lugar mañana a las 13:00 horas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición y presidente del PP, Mariano Rajoy, han llegado, con unos minutos de diferencia, a la capilla ardiente por el inspector de la Policía Eduardo Puelles García, asesinado esta mañana por ETA en Arrigorriaga (Vizcaya).

Zapatero y Rajoy han viajado juntos en el mismo avión de Madrid al aeropuerto de Bilbao y desde allí se han desplazado en comitivas separadas hasta la subdelegación del Gobierno en Bilbao, donde está instalada la capilla ardiente.

El presidente del Gobierno ha entrado acompañado por el lehendakari, Patxi López, y los responsables de Interior de los gobiernos central y vasco, Alfredo Pérez Rubalcaba y Rodolfo Ares, respectivamente.

Por su parte, los dirigentes del Partido Popular del País Vasco, encabezados por su presidente, Antonio Basagoiti, han esperado en el exterior de la subdelegación del Gobierno para acompañar a Rajoy

El Rey, numerosas instituciones vascas y del conjunto de España y los partidos políticos, así como el Consejo General del Poder Judicial y la Conferencia Episcopal, han condenado a lo largo del día el asesinato. En cambio, la izquierda abertzale ha reclamado “diálogo” para lograr “un escenario de paz que supere todas las expresiones de violencia” y ha equiparado el asesinato de Eduardo Puelles a las detenciones de terroristas o la desaparición en Francia del miembro de ETA Jon Anza.