y Podemos vuelven a reunirse hoy

Los socialistas advierten de que no acpetarán una investidura con el voto gratuito de UP

17
Llegada de María Jesús Montero, Adriana Lastra y Carmen Calvo a la primera reunión de los equipos de negociación.
Publicidad

Los equipos negociadores del PSOE y Podemos se volverán a reunir hoy, según acordaron la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y el secretario de Acción Política de Podemos, Pablo Echenique, en una conversación que mantuvieron ayer, informaron fuentes socialistas.

Calvo llamó a Echenique para emplazarle a un nuevo encuentro de los equipos negociadores tras la reunión del pasado jueves en la que los socialistas presentaron a la formación morada su propuesta de acuerdo programático para llegar a un pacto que permita la investidura de Pedro Sánchez.

En la conversación, ambos acordaron esta reunión para hoy por la mañana. Será, según fuentes del PSOE, en el Congreso a las 11.00 horas.

Desde Unidas Podemos, el propio Echenique confirmó en un mensaje en Twitter que recibió la llamada de Calvo y que no tienen “ningún problema” en volver a reunirse.

Y añadió que si se retoma la negociación donde se quedó en julio (cuando el PSOE todavía ofrecía coalición a Podemos) “el acuerdo es cuestión de horas”.

Los socialistas, sin embargo, insistieron estos días en que no van a volver a ofrecer una coalición a Unidas Podemos porque el partido morado rechazó entonces las carteras y competencias que les ofreció el partido de Pedro Sánchez.

Debido a la reunión de hoy, la vicepresidenta del Gobierno decidió posponer el viaje que tenía previsto a Marruecos en los próximos dos días para preparar la cumbre hispano marroquí de seguridad que se celebrará en Madrid a finales de este mes.

El encuentro entre los equipos negociadores se producirá cinco días después de la reunión en la que PSOE y Podemos retomaron los contactos tras la investidura fallida de julio y después de un verano en el que Pedro Sánchez estuvo manteniendo contactos con organizaciones sociales para elaborar el proyecto programático que presentó a Podemos.

Sigue habiendo, en cualquier caso, desconfianza mutua tras el fracaso de la negociación en julio, y ninguna de las partes se ha movido en sus posiciones.

Los socialistas, además, advirtieron de que no piensan aceptar una investidura de Sánchez con el apoyo gratuito de Unidas Podemos, es decir, sin acuerdo previo, que les obligaría a negociar todas y cada una de las medidas que requieren aprobación parlamentaria.