Urkullu y Mas acuerdan trabajar de forma conjunta contra la “recentralización”

Critican que “algunos partidos” utilicen la corrupción como estrategia “contra quienes no comparten su modelo de estado”.

0

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el president de la Generalitat, Artur Mas, mantuvieron un encuentro en Ajuria Enea, previo al partido que la selección de Euskadi y de Catalunya jugarán en San Mames Barria. En la cita, ambos mandatarios se mostraron preocupados por la “estrategia de recentralización” del Gobierno central que, a su juicio, “rompe los consensos políticos básicos que se habían alcanzado hace ya tres décadas” y apostaron por “trabajar de forma conjunta” para hacerlo frente y “ser más fuertes”.

En la reunión más específica de trabajo, que se prolongó durante hora y media, ambos presidentes acordaron la situación económica y política que viven ambas nacionalidades y la “crisis institucional del modelo de Estado” que, en opinión de los dos dirigentes, se está “agravando” en el Estado español, informó el Gobierno vasco a través de un comunicado.

En el transcurso del encuentro, también abordaron los procesos políticos que cada una de las Comunidades históricas están desarrollando para “adecuar su estatus políticos”.

“Aunque los modelos y procedimientos son propios en cada caso”, señala el comunicado, tanto Iñigo Urkullu como Artur Mas han mostrado su “preocupación por la estrategia que el Gobierno español está siguiendo de creciente recentralización, rompiendo unilateralmente los consensos políticos básicos que se habían alcanzado hace ya treinta años”.

En este sentido, ambos dirigentes acordaron “trabajar de forma conjunta” para hacer frente a este proceso, respetando las vías de actualización del autogobierno que tanto en Catalunya como en Euskadi se están desarrollando.

Asimismo, mostraron su preocupación por el “desprestigio creciente” de la política, que tiene su base en la desconfianza de la sociedad hacia los partidos políticos motivada, “entre otros factores, por la crisis financiera y sus consecuencias para la sociedad, así como los casos de corrupción y malas prácticas también asociadas a la política en una situación de desesperanza motivada por la gestión de la crisis económica”.

“Agravada, aún más, por la utilización como estrategia política que algunos partidos políticos han decidido desarrollar de utilizar los supuestos casos de corrupción y mala práctica política contra aquellos adversarios que no comparten su modelo de estado y/o de sociedad”, criticaron. Ambos dirigentes políticos coincidieron en que es el momento de la transparencia, de la rendición de cuentas permanentes y de trabajar por la dignificación de la política, subrayando la “honestidad de la mayoría de los servidores públicos”.