Una mujer que acababa de dar a luz muere por gripe A

Una magrebí de 39 años, con hepatitis y obesidad importante, fallece en Sevilla casi 72 horas después de tener un parto por cesárea. Es la víctima 13 en el territorio nacional

Nayat, una mujer de 39 años de origen marroquí se convirtió ayer en la decimotercera víctima de la gripe A en España. La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía informó de su fallecimiento por complicaciones derivadas de esta enfermedad en el Hospital de Valme de Sevilla, donde acababa de dar a luz por cesárea ante el riesgo que pudiera correr el bebé. No obstante, se instó a la tranquilidad y recordó que más del 95 por ciento de los casos evoluciona bien.

La chica, que residía junto a su marido y sus hijos en Alcalá de Guadaira desde 2001, ingresó con 39 semanas de gestación en el centro médico el pasado domingo. Entonces presentaba fiebre alta, tos y dolo torácico. Tres días después y ante un empeoramiento clínico se le practicó una cesárea por temor de que la situación pudiera afectar al niño. Posteriormente, tras la intervención, ingresó en la UCI. Por su parte, el recién nacido se encuentra en buen estado de salud y evoluciona bien. Por el momento, continúa a la espera del alta médica.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, indicó que la finada padecía otros factores de riesgo como hepatitis y una obesidad «importante». Además, dos de sus hijos, menores de edad, también sufrieron la misma enfermedad, aunque en estos casos evolucionaron positivamente y no requirieron de ingreso en ningún centro sanitario, y se encuentran ya en su domicilio. Según señaló, la familia directa de la chica dio su consentimiento para que le provocaran el parto y la operaran. Esta versión choca frontalmente con la del hermano de la finada, Mustafá, que denunció que no habían sido informados en ningún momento de la verdadera patología que tenía Nayat.

Asimismo, la dirigente socialista quiso mandar un mensaje de «tranquilidad» a la ciudadanía, recordando que la mayoría de los casos son atendidos en su propio domicilio, «siguiendo el protocolo establecido». Además, recordó que en el teléfono 902-505-060 se puede recibir información sobre esta patología. En esta región hay cuatro personas en la UCI: tres en Cádiz y una en Granada.

En el resto de comunidades autónomas la preocupación va creciendo, sobre todo, en lo referente al inminente inicio del curso escolar, ya que el Ministerio de Educación, a diferencia del francés, no ha establecido supuestos para retrasarlo o para cerrar colegios. Así, en Cataluña se está estudiando que los alumnos entren más tarde en las aulas. Tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se tomará una decisión.

Por otra parte, según ha podido saber este periódico, muchos centros de salud tienen plantas enteras preparadas, como las de Psiquiatría y otras que atienden patologías no urgentes, para desalojarlas y reconvertirlas, a fin de poder dar más cabida a los infectados. Sobre las vacunas, algunos expertos creen que pueden tener efectos secundarios, ya que se están preparando «con demasiada rapidez». La mayoría de facultativos opina lo contrario.