Un sector del PSM pide a Gómez que se retire para poder ganar

La secretaria de Organización socialista, Leire Pajín, defiende la esencia «profundamente democrática» del partido y subraya que en sus filas no se elige a ‘dedo’ al candidato.

Unas primarias desvelarán definitivamente quién será el candidato de los socialistas madrileños a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, una vez que el líder del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, confirmara su decisión de no retirarse de la pugna electoral interna. A pesar de dicha iniciativa, algunos dirigentes del PSM criticaron ayer el empeño de Gómez de querer ser el cabeza de lista a la Comunidad de Madrid y le reclamaron que se aparte para dejar paso a una persona con más opciones, porque lo importante es ganar las elecciones en mayo de 2011.

En estos términos se expresó el alcalde de Collado Villalba, José Pablo González, asombrado por la postura de Tomás Gómez, que le parece «fuera de lugar» y que conduce a un enfrentamiento con la Ejecutiva Federal por el «lamentable» deseo del líder socialista madrileño de ser «candidato a toda costa», opinó.

Desde su punto de vista, los partidos políticos están para ganar las elecciones al servicio de los ciudadanos y, para ello, tienen que presentar a los mejores y a los preferidos de los votantes.

También la diputada del PSM en la Asamblea de Madrid Pilar Sánchez Acera es de ese mismo parecer, al señalar que el objetivo de los socialistas tiene que ser «ganar las elecciones y desbancar del Gobierno regional a Esperanza Aguirre», y no el de «ser candidato».

Ambos pusieron el acento en que es la primera vez en la que un dirigente autonómico no atiende los requerimientos de la dirección federal del partido y de su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, amparándose, además, en una supuesta independencia que el PSM «nunca ha tenido», porque se mueve con una estrategia federal.

Frente a Tomás Gómez, Sánchez Acera ve con más posibilidades a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, según las encuestas de la Ejecutiva Federal del PSOE, de manera que, a su juicio, ella debería ser la candidata a la Presidencia de la Comunidad.

Sánchez Acera dijo que Jiménez «conoce la realidad madrileña» y que en su responsabilidad actual «ha hecho cosas bastantes importantes», como la gestión de la gripe A o el impulso a la Ley de Dependencia.

González, mientras tanto, negó que el PSM tenga miedo a unas primarias, porque son unos mecanismos «absolutamente democráticos», pero precisó que en este caso son «la peor solución posible», porque tendría que haberse producido un acuerdo.

Rebatió además a la secretaria de Política Autonómica del PSM, Maru Menéndez, a quien recordó que no existe ninguna resolución por la cual se haya nombrado a Gómez oficialmente candidato.

primarias impuestas. Después de la reunión mantenida el sábado entre el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, el jefe del Ejecutivo no tuvo otra opción que recurrir a la convocatoria de primarias para elegir el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, ya que Gómez se mantuvo firme en la postura de presentarse como candidato.

Tras la cita, la dirección federal emitió un comunicado en el que se anunciaba que el PSOE había decidido «apostar por los mecanismos de democracia interna que rigen en el partido para la elección de candidatos a las próximas elecciones autonómicas y municipales en la Comunidad de Madrid».

Por su parte, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, defendió ayer que su partido es «profundamente democrático» y que «a diferencia del PP, no se eligen a dedo los candidatos».

Así, apostó por que el proceso de elección interna tenga «la «madurez democrática y la normalidad» con que se viven estas situaciones en el PSOE, y aseguró que los militantes elegirán «al mejor candidato o candidata».

De este modo, añadido que el secretario general de PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general del PSM, Tomás Gómez, realizaron una «reflexión conjunta» en un encuentro celebrado el sábado, en el que acordaron celebrar elecciones primarias en el supuesto de que se presente otro candidato.

De este modo, expresó que no tiene «ninguna duda» en los militantes, que «tienen mucho que decir» y que «elegirán al que creen que será el mejor».

Por lo que respecta al Partido Popular, la secretaria de Organización del PP de Madrid, Ana Isabel Mariño, afirmó que duda de que haya primarias en el PSM para elegir al candidato, y criticó que los madrileños «tengan que soportar las frivolidades y los caprichos de José Luis Rodríguez Zapatero».

Mariño afirmó que «Tomás Gómez ha utilizado esta polémica para salir del ostracismo y darse a conocer tanto en Madrid como en el resto de España». Mariño añadió que el problema de Gómez «no es solo que Zapatero le haya querido apartar de entre sus favoritos, sino que no ha sabido hacer propuestas que interesen a los ciudadanos».