Un joven resulta detenido por tercera vez tras realizar 34 robos en viviendas

Durante la operación desarrollada por la Policía Nacional fueron arrestadas también otras tres mujeres que, presuntamente, se dedicaban a la venta de los efectos sustraídos.

0

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Málaga a cuatro personas, un hombre y tres mujeres, por su supuesta implicación en 15 robos con fuerza cometidos mediante la técnica del escalo en las últimas semanas en las ciudades de Málaga, Cádiz, Almería y Madrid. Es la tercera vez en apenas un mes y medio en la que el joven, que ingresó en prisión, fue arrestado, atribuyéndole los investigadores un total de 34 robos desde finales de agosto.

La investigación comenzó con la recepción de varias denuncias por robos con fuerza, todos bajo el procedimiento del escalo —técnica que consiste en trepar por la fachada de las viviendas valiéndose de las cornisas, rejas, balcones o tuberías para acceder a los domicilios a través de ventanas exteriores o interiores de los inmuebles—, como informaron desde la Policía Nacional en un comunicado. Las pesquisas policiales condujeron a la identificación de un individuo, reincidente en esta modalidad delictiva. En un dispositivo establecido al efecto el pasado día 25 de noviembre, los agentes detuvieron en Málaga a este joven, de 20 años; así como a tres mujeres, de 20, 28 y 40 años, respectivamente, por su presunta implicación en varios delitos de robo con fuerza y estafa.

Los investigadores esclarecieron así un total de 15 denuncias por robos cometidos recientemente en localidades de Málaga y en Almería, Cádiz y en los municipios madrileños de San Blas y Móstoles. A estos últimos hechos, hay que sumar otros tantos robos con fuerza que la Policía Nacional atribuye al principal investigado desde el pasado verano.

Las tres mujeres detenidas —supuestamente colaboradoras del principal investigado, según la Policía Nacional— presuntamente vendían los efectos procedentes de los robos, especialmente joyas, en diversos establecimientos de compraventa de oro de las ciudades de Málaga y Madrid, manifestaron en el comunicado. Asimismo, en un registro practicado en un domicilio de uno de los investigados se intervinieron diversos efectos procedentes de los robos, concretamente 2.000 euros en efectivo, joyas, prendas de vestir, electrodomésticos, teléfonos móviles, consolas y 14 décimos de lotería. La mayoría de estos efectos recuperados pudieron ser ya entregados a sus propietarios.

El Juzgado de Instrucción Número 9 de Málaga, que es el que conoce de los hechos, decidió decretar el ingreso en prisión del único hombre detenido.