Un atunero vasco escapa de los piratas en el Índico

El atunero "Alakrana", con base en Bermeo (Vizcaya), logró escapar ayer por la tarde de un intento de secuestro de los piratas mientras faenaba en aguas internacionales del Océano Índico.

1

El atunero “Alakrana”, con base en Bermeo (Vizcaya), logró escapar ayer por la tarde de un intento de secuestro de los piratas mientras faenaba en aguas internacionales del Océano Índico.

Según ha informado hoy a Efe el director de flota de la empresa Echebastar Fleet (a la que pertenece el atunero), José Luis Jauregi, el ataque tuvo lugar a las cuatro de la tarde de ayer, hora española, en aguas internacionales, más cerca de las islas Seychelles que de la costa de Somalia.

El capitán y el patrón del “Alakrana” detectaron en el radar un objeto que se aproximaba al barco a gran velocidad, por lo que realizaron varias maniobras de evasión, aunque no lograron despistar a los piratas.

Cuando la tripulación localizó visualmente a sus perseguidores comprobó que su embarcación -de pocos metros de eslora y con potentes motores de fuera borda- coincidía con el tipo que habitualmente utilizan los piratas que asaltan a los barcos.

Ante esta situación, el capitán ordenó poner “proa a la mar a toda máquina”, con lo que el pesquero vasco dejó atrás a la embarcación sospechosa.

El “Alakrana”, que inició la campaña de pesca el pasado 31 de agosto y que cumple su cuarto año faenando en el Índico, cuenta en este momento con una tripulación formada por 28 personas.

Este intento de secuestro tiene lugar después de que el pasado marzo el atunero vasco “Felipe Ruano” sufriera también el acoso de la piratería somalí.

El año pasado los piratas secuestraron del 20 al 26 de abril al atunero “Playa de Bakio” y cinco meses después, en septiembre, el “Playa de Anzoras” -ambas embarcaciones con base en Bermeo- sufrió un intento de secuestro cerca de la costa de Somalia, aunque al igual que ayer hizo el “Alakrana” logró escapar.