Un hombre mata a cuchilladas a su expareja en Gran Canaria y se suicida

En Bilbao, un varón de 30 años y con antecedentes legales ha sido detenido tras golpear a su pareja que logró escapar por la ventana descolgándose por la fachada

38
Un policía vigila la entrada del edificio donde un hombre ha asesinado a su expareja para suicidarse después.
Publicidad

Un hombre mató en la mañana de este lunes a su expareja en Las Palmas de Gran Canaria usando dos cuchillos para luego suicidarse, según informaron fuentes judiciales y de la Delegación del Gobierno en Canarias.

El 112 de Canarias mandó ambulancia y personal médico hasta el lugar a petición de la Policía Nacional, pero solo pudo confirmar ambas muertes.

La agresión mortal tuvo lugar en el puesto de trabajo de la mujer, de 49 años, en la calle Cebrián de la capital grancanaria, donde también se quitó la vida él, de 50.

No constaban denuncias previas y como mínimo hasta este mes de marzo convivían, según avanzaron fuentes de la Delegación. Fuentes judiciales detallaron, además, que el hombre y la mujer no tenían descendencia.

La investigación está en manos del Juzgado de Instrucción Número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, que estaba de guardia en el momento del suceso.

La muerte de la mujer fue confirmada por la Delegación para la Violencia de Género como un caso de violencia de género. Con este último caso, el número mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas en lo que va de 2019 se ha elevado a 45. El total de asesinadas desde el año 2003 asciende a 1.020, según la estadística oficial

Bilbao

Un varón, de 30 años de edad y con antecedentes delictivos, fue arrestado en Basauri (Vizcaya) bajo la acusación de un delito de violencia de género, tras golpear a su pareja que logró escapar por la ventana descolgándose por la fachada, según informó el Departamento vasco de Seguridad.

Los hechos se produjeron ayer de en un piso ubicado en el barrio de Basozelai de la localidad de Basauri. Tal y como se desprende de la denuncia formulada por la víctima, a esa hora el varón inició una discusión con su pareja que se tradujo en insultos y agresiones hacia la mujer.

De este modo, el varón le propinó varios golpes y puñetazos que impactaron en el rostro de la víctima. La mujer trató de protegerse el rostro, momento en el que el varón la agarró fuertemente por el cuello impidiendo que pudiese respirar.

Al sentir que se asfixiaba y que su integridad física corría serio peligro, la mujer intentó escapar a la calle a través de una de las ventanas del piso. El varón trató de impedírselo sujetando a su pareja por los pies, aunque ésta logró zafarse y descolgarse hasta la calle por los barrotes de seguridad del piso inferior.

Finalmente, la mujer fue auxiliada por varios vecinos del inmueble que dieron cobijo a la víctima, al tiempo que alertaron del hecho a la Ertzaintza.

Una patrulla de protección ciudadana se hizo cargo de la víctima, que fue trasladada al hospital de Cruces para ser atendida de las lesiones sufridas. Al mismo tiempo, los agentes procedieron al arresto del varón bajo la acusación de un delito de violencia de género.

El detenido, un varón de 30 años de edad y con antecedentes delictivos, será puesto a disposición judicial una vez finalicen las diligencias policiales.