La joven consiguió llamar al 016 para pedir ayuda, aunque los efectivos desplazados no pudieron hacer nada. / EFE
Publicidad

Una joven leonesa de 26 años fue asesinada ayer, Día Internacional de la Violencia contra la Mujer, en la localidad de San Isidro, en Tenerife, por su pareja, un hombre de 29 años que después fue detenido.

Fuentes de la investigación informaron de que el suceso ocurrió sobre las cuatro de la madrugada y que fue una vecina quien alertó a las fuerzas de seguridad al oír gritos en la vivienda de la víctima.

La víctima había nacido hace 26 años en León y no tenía hijos. Desde hacía tres meses la pareja había comenzado a convivir en una vivienda del municipio tinerfeño de San Isidro.

Según las primeras investigaciones, el hombre, Jaime B.H., de nacionalidad colombiana, acuchilló en el cuello a su pareja, una joven española. Luego, el presunto autor intentó suicidarse con el mismo arma aunque no lo consiguió.
Finalmente, fue detenido y trasladado a un hospital con heridas en las manos.

La joven llamó tras la agresión al teléfono de atención a las víctimas de la violencia machista 016 para pedir ayuda.
Fuentes del Instituto Canario de la Igualdad informaron de este hecho y de que algunos vecinos fueron los que alertaron de la agresión a los servicios de urgencia, que no pudieron hacer nada para salvar la vida de la joven, que fue acuchillada en el cuello.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, manifestó en rueda de prensa que la mujer y su pareja vivían con la abuela de la víctima, que escuchó la discusión de madrugada, pero cuando se dirigió al dormitorio que compartían los jóvenes, la puerta estaba cerrada.

León confirmó que la pareja llevaba tres meses viviendo juntos y no había ninguna denuncia previa por maltrato.
Desde el Ministerio del Interior ya ha quedado acreditado que se trata de un nuevo crimen de violencia machista, el octavo de este tipo en la Islas Canarias en lo que va de año y la número 52 en España.

1.028 son las víctimas de la violencia machista desde que se tienen registros, el año 2003. Pero no solo las mujeres, sino que este también ha dejado huérfanos a 275 menores. Desde 2013, han sido asesinados 34 pequeños por este tipo de violencia.