Un conductor VTC sufre una “brutal agresión” con bates por encapuchados

Los agresores destrozaron el vehículo de la víctima en las inmediaciones de la T-4

226

El Sindicato Libre de Transporte de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) denunció la “brutal agresión” que sufrió el jueves en las inmediaciones de la T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas por parte de un grupo de encapuchados, que le golpearon con bates y le destrozaron su automóvil. En rechazo a esta agresión, conductores de vehículos VTC protagonizaron en el mediodía de ayer una concentración en la T-4 para criticar el aumento de agresiones contra estos profesionales del transporte en el último año.

Según explicó un portavoz del sindicato, la agresión se produjo el jueves por la noche cuando un grupo de nueve personas encapuchadas dieron una paliza al conductor herido, que recibió un golpe “muy fuerte” con un bate de aluminio en la parte baja de la espalda. Aparte, le “destrozaron” el coche con el que trabaja.

Por su parte, desde la patronal Unauto lamentaron y condenaron “rotundamente” esta agresión y detallaron que el conductor se encuentra ingresado en un centro hospitalario con “fuertes dolores en la espalda y problemas de movilidad”.

“Hemos convocado a las 12 horas una asamblea pacífica en forma de protesta y para hacer pública la situación que estamos viviendo a diario, con una cantidad bastante considerable de compañeros agredidos”, indicaron desde el Sindicato Libre de Transporte VTC.

Desde la patronal Unauto VTC indicaron que pusieron en disposición del afectado los servicios jurídicos de la asociación en caso de que opte por interponer una denuncia. Además, están en contacto con Policía Nacional sobre lo ocurrido.

“Es preocupante cómo se encuentra. Tenemos que esperar a lo que digan los médicos en las próximas horas”, explicaron en un comunicado el presiente de Unauto, Eduardo Martín, tras visitar al conductor herido en el hospital de la ciudad.

Encapuchados

La patronal VTC aseguró que fue “apaleado” por un grupo de encapuchados y que a causa de las lesiones padece fuertes dolores en la espalda y no puede caminar.

“Es una vergüenza que estas cosas ocurran en un Estado de Derecho. Los conductores de VTC tienen derecho a ganarse la vida y a salir a trabajar sin miedo de que algo les pueda pasar. Condenamos rotundamente todo tipo de actos violentos como el sucedido anoche, y estamos en contacto con la Policía Nacional para tratar de averiguar la autoría de los hechos para que se haga justicia”, apostilló Martín ante los medios de comunicación sobre la agresión al profesional de VTC.