El presidente catalán, Quim Torra, comparece ante el pleno del Parlament para abordar la respuesta a las condenas del Supremo a los líderes soberanistas. / EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, propuso ayer en el Parlament ejercer el derecho a la autodeterminación “esta legislatura”, un planteamiento que cogió por sorpresa a ERC, porque lo desconocía, y del que mostró sus recelos, pues rechaza poner plazos a una votación.

Torra compareció en el pleno del Parlament para dar respuesta a la sentencia del ‘procés’ y escuchó las peticiones de dimisión por parte de Ciudadanos, PSC-Units, comunes y PPC, en un momento de tensión en Cataluña después de dos noches de fuertes altercados en Barcelona entre grupos independentistas radicales y los Mossos d’Esquadra.

Si bien el presidente catalán hizo un llamamiento “a la calma y la serenidad” en las calles para rebajar la escalada de violencia, en el mismo discurso lanzó una propuesta que ha aumentado la tensión política con sus socios de Govern.

Como respuesta a la sentencia, Torra propuso un acuerdo entre partidos y entidades para reclamar la “amnistía” de los políticos presos, defender los “derechos políticos y civiles” y ejercer el derecho a la autodeterminación, con el polémico añadido de hacerlo “esta legislatura”.

“Tenemos un deber inmenso: fijar las vías para concretar el ejercicio del derecho a la autodeterminación en el plazo más breve posible y, en el marco de este acuerdo nacional, yo defenderé que en esta legislatura se acabe volviendo a ejercer el derecho a la autodeterminación”, dijo.

Fuentes del entorno del president precisaron que votar no solo significa un nuevo referéndum unilateral, sino que podría pasar por unas elecciones planteadas en clave “plebiscitaria”.

En todo caso, la propuesta de Torra ha generado malestar y inquietud en las filas de ERC, que, según las fuentes consultadas, desconocía que iba a haber este anuncio en el pleno.

Las mismas fuentes aseguraron que Torra no había compartido la propuesta con sus propios consellers, ni siquiera con el vicepresidente del Govern y coordinador de ERC, Pere Aragonès.

De hecho, durante el pleno, el presidente del grupo de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, se desmarcó de Torra y advirtió de que “no es el momento de poner fechas” al ejercicio de la autodeterminación, aunque dijo que su partido “valorará” la propuesta.

Incluso desde la CUP, a través de unas declaraciones de la diputada Natàlia Sànchez, sostuvieron también que es “arriesgado y poco útil” marcar “fechas” para ejercer la autodeterminación.

Fuentes del entorno del president indicaron que, además de la reunión oficial del pasado martes, el miércoles hubo un encuentro discreto de Torra con los consellers para comentar las líneas generales del discurso en el Parlament. Entre ellas, no estaba la propuesta de ejercer la autodeterminación esta legislatura, según fuentes republicanas.

Por su parte, fuentes del grupo parlamentario de JxCat admitieron que también desconocían la propuesta y explicaron que pedirán una reunión a Torra y al expresidente Puigdemont para tener todos los detalles, si bien defienden que el presidente de la Generalitat tenía todo su derecho a no contarla de antemano.

Al término de la sesión, Torra y Aragonès sereunieron en la zona de despachos institucionales para abordar el asunto, con la presencia de la consellera de Presidencia, Meritxell Budó (JxCat).

Según fuentes de ERC, Aragonès le expresó a Torra el “malestar” y la “inquietud” de su partido por no conocer previamente que iba a plantear una propuesta sobre la autodeterminación.

Por otro lado, tras los altercados de las últimas noches, Torra anunció en el pleno que “habrá que investigar hasta el fondo para saber quién hay detrás de los incidentes” y pidió hacer “autocrítica” por las cargas de Mossos.

En cuanto a la oposición, la portavoz de Cs en el Parlament, Lorena Roldán, dijo a Torra que no es “digno” del cargo y le echó en cara que en vez de parar la violencia dé las gracias por el “trabajo” a los “comandos”. El líder del PSC, Miquel Iceta, le reprochó que ponga “la independencia por encima de la convivencia” y pidió su dimisión.

Lo mismo pidió la presidenta del grupo Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach, al ver al Govern “sin horizonte ni rumbo”.
El líder del PPC, Alejandro Fernández, que también pidió la dimisión de Torra, reclamó asimismo a los jóvenes catalanes que estos días están protestando en las calles que no “entreguen el alma a ningún político”.