Publicidad

El Teatro Real y Samsung han lanzado, en el marco del acuerdo de colaboración de tres años de duración entre ambas entidades, un proyecto de realidad virtual que permitirá visionar las representaciones de ópera de la institución a través de una aplicación. “Queremos demostrar que la cultura y la tecnología no tienen por qué estar reñidas”, aseguró ayer el director general del Teatro Real, Ignacio García-Belenger.

Así, durante el acto de presentación del proyecto que tuvo lugar ayer, el director de la institución ha agradecido este tipo de colaboración público-privada. Asimismo, hizo un llamamiento a la “corresponsabilidad” de empresas e instituciones con el fin de promover “los proyectos culturales”.

Por otro lado, García-Belenguer señaló que el proyecto nace con el objetivo de ampliar al ópera a un público más joven o que, “por tema de horarios”, tenga mayor dificultad para asistir al teatro.

Romper barreras

“El proyecto pretende ser una apuesta tecnológica y abrirse al público, ser más populares y romper barreras para que la gente se acerque al teatro”, ha apostillado. “Al verlo en la aplicación, les va a servir de gancho para venir a una representación”, añadió el director de la institución.

En esa línea, el director de Telecomunicaciones de Samsung, Celestino García Romero, recalcó que “la aplicación va a permitir a todo el mundo disfrutar del teatro como si estuviera aquí”. “Queremos acercar la cultura a esa parte más joven de la audiencia porque la cultura no entiende de edades”, destacó.

Por su parte, el responsable de contenidos y aplicaciones de Samsung, Miguel Ángel Ruiz, detalló que el lanzamiento de la aplicación se estrenará con un contenido de la ópera ‘Madama Butterfly’, representada recientemente en el Teatro Real.

Además, la app contará también con un extracto de la ópera ‘La Boheme’, así como el visionado ‘Un paseo por el teatro’ que, según Ruiz, “recoge los detalles del teatro que la gente no ve”. Asimismo, el director de comunicaciones anunció que próximamente se lanzará una segunda pieza de backstage, ‘La joya del Real’, para “conocer el teatro desde la caja escénica”.

Según Ruiz, la iniciativa, “nació como un reto de sonido y vídeo”, pues según señaló, “casi nunca se pueden hacer proyectos con cámaras en el escenario mientras los actores trabajan”. Por ello, considera que, “poder ofrecer la ópera desde una perspectiva diferente que permite ser parte de la escena”, es algo “único”.

Ruiz detalló que los contenidos, gratuitos, recogen las áreas “mas representativas” de las obras con una duración de aproximadamente cinco minutos.