El hospital Virgen del Rocío de Sevilla donde falleció una anciana de 90 años aquejada de listeriosis. / efe
Publicidad

El brote de listeriosis sigue en aumento y ya son 150 los casos confirmados —la mayoría en Andalucía—, tras consumir carne mechada contaminada, pero el número podría incrementarse por los que se encuentran bajo sospecha en distintas comunidades autónomas. Son los casos confirmados por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), del Ministerio de Sanidad en su última alerta en salud pública, en la que no descarta que afloren nuevos casos en los próximos días de personas que hayan podido consumir la carne, “dado que el periodo de incubación de la enfermedad es largo y la distribución amplia del producto”.

Será la Junta de Andalucía, según la titular en funciones de este Ministerio, María Luisa Carcedo, la que tendrá que llevar a cabo las inspecciones e indagaciones necesarias para conocer “exactamente dónde se ha producido el fallo”.

Víctima mortal

Un día después de que se produjera la primera víctima mortal del brote —una mujer de 90 años—, Sanidad confirmó 132 casos en Andalucía relacionados con el consumo de la carne contaminada de la marca La Mechá, de la empresa Magrudis: 108 en Sevilla, once en Huelva, seis en Cádiz, cuatro en Málaga y tres en Granada.

Hasta el momento, y según el portavoz de la Junta de Andalucía para esta crisis sanitaria, José Miguel Cisneros, en la comunidad siguen hospitalizadas 53 personas, de las que 23 son mujeres embarazadas, y tres están en la UCI.

Los dos recién nacidos que habían sido ingresados fueron dados de alta al descartar los análisis la infección. Los dieciocho casos restantes confirmados por el Ministerio de Sanidad hasta llegar a los 150 se han diagnosticado en otras cinco comunidades: Asturias, Extremadura, Madrid, Cataluña y Aragón.

En Gijón se han determinado tres casos de una misma familia, procedente de Sevilla, entre los que se encuentra una embarazada, que fue atendida a su regreso a la ciudad andaluza.

En Extremadura, cuatro personas que consumieron el producto en Sevilla y Huelva, mientras que en Cataluña se han confirmado tres casos de la misma familia, que consumieron la carne traída por un familiar desde Andalucía.

En Madrid se han registrado cinco casos, cuatro de ellos que comieron la carne en Andalucía y un neonato prematuro, que evoluciona favorablemente, cuya madre consumió carne mechada en un bar de la capital el pasado mes de julio, según las últimas informaciones.