Sánchez retomará en septiembre los contactos para su investidura

El presidente en funciones no altera su plan y mantiene su idea de buscar alternativas a un gobierno de coalición • Podemos insiste en negociar y avisa de que no aceptará un “trágala”

21
El presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, atiende a los medios de comunicación. / EFE
Publicidad

“Los tiempos corren para todos, no sólo para el Gobierno”, aseguró la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, quien, sin embargo, anunció que el Ejecutivo no retomará hasta septiembre las negociaciones con los partidos, a los que instó a reflexionar sobre “escenarios deseables” que eviten elecciones.

“Todavía hay tiempo”, aseguró Celaá cuando avanzaba ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que la próxima semana no habría contactos con líderes políticos y sí con organizaciones y colectivos de la sociedad civil para consolidar el “corpus” de un proyecto político “fuerte y cohesionado con una única dirección política”.

Y en esa única dirección política, Celaá volvió a dejar claro que “no se observan condiciones para un gobierno de coalición. Hay suficiente desconfianza para que no resulte transitable esa opción”.

La ministra en funciones insistió en que hay más opciones que un cogobierno y apostó, igual que hizo Pedro Sánchez el mismo día de la investidura fallida, en pedir que se “exploren” otras posibilidades para tener en septiembre un gobierno en torno a un proyecto político compartido.

También Celaá tuvo unas palabras para el “trágala” del que Pablo Iglesias habló a sus militantes en una carta conocida ayer pero enviada a las bases el 21 de agosto, el día después de trasladar a Ferraz y a la vicepresidencia de Gobierno la nueva propuesta programática de la formación morada para reanudar las negociaciones con los socialistas.

“No hay trágala”, aseguró Celaá al tiempo que calificó de “falso dilema” la afirmación de que “o hay un gobierno de coalición o elecciones”.
En la carta a los inscritos, Iglesias avisaba a las bases de que no aceptarán el “trágala” de Pedro Sánchez, es decir, la posición de “o como yo digo, o elecciones” porque es “irresponsable y está llamada al fracaso”.

Podemos insiste en la misiva en que el documento presentado a los socialistas es una propuesta “honesta” encaminada a retomar la negociación y concretar un acuerdo de gobierno para la España de los próximos cuatro años.

En el texto, Podemos insta al PSOE a “regresar a la mesa de negociación cuanto antes” pero también le pide que responda a su militancia, “la misma que le dijo con Rivera no”.

Por ello, emplaza a los socialistas, y en concreto a Pedro Sánchez, a “estar a la altura del momento político en el que nos encontramos”.

Sobre una nueva convocatoria electoral también se pronunció el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y secretario de Política Autonómica de Cs, Ignacio Aguado, que considera cada vez más probable esa posibilidad.

“Si PSOE y Unidas Podemos siguen pegándose por los sillones habrá repetición electoral”, advirtió el responsable de Cs, que instó a estas formaciones a “dejar de marear la perdiz”.

Aguado admitió que esto supondría un “fracaso evidente” de Sánchez, a quien recriminó que se haya ido de vacaciones a Doñana “sin hacer los deberes”, antes de dejar configurado un gobierno.

También desde el PP emplazaron a Sánchez a que negocie la investidura con sus aliados naturales o reconozca que quiere la convocatoria de unas nuevas elecciones.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, instó a Sánchez a acabar con el “espectáculo lamentable de la izquierda” y reclamó un gobierno “a pleno rendimiento” capaz de llevar a cabo las reformas estructurales que necesita.