Pedro Sánchez, invitado a Biarritz por el presidente francés Emmanuelle Macron, se verá con el líder del Banco Mundial. / EFE
Publicidad

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se reunirá hoy con el primer ministro británico, Boris Johnson, para hablar del brexit, en Biarritz (Francia), donde participa por la noche en la cena de líderes de la cumbre del G7 que se celebra en la localidad francesa.

Dentro de los encuentros bilaterales que mantendrá con motivo de su presencia en Biarritz, Sánchez también se reunirá con el presidente del Banco Mundial (BM), David Malpass.

Sánchez ha sido invitado personalmente a la cena de líderes de la cumbre, que tendrá lugar hoy a partir de las 18.45 horas, por el presidente francés, Emmanuelle Macron, aunque España no es miembro del G7.

“Se trata de un reconocimiento a la participación activa y creciente influencia de España y del presidente en los grandes debates globales”, según fuentes de Moncloa, que han destacado que Sánchez podrá intercambiar impresiones con los principales líderes sobre los temas de la cumbre.

Ofertas del Gobierno

Entre ellos el combate de las desigualdades, la igualdad de género, el cambio climático y la biodiversidad, la transformación digital, la cooperación con África, así como otros asuntos de política exterior y seguridad.

De hecho, las mismas fuentes indican que será una oportunidad para “continuar reforzando” la participación de España en “grandes iniciativas globales para atajar los principales desafíos que afronta el mundo”.

España ya ofreció este viernes ayuda a los países más afectados por los incendios que están asolando la Amazonia, una situación que el Gobierno sigue con preocupación porque amenaza el incalculable valor de esta región como “pulmón” del planeta, según ha informado el Ejecutivo en una nota de prensa.

El propio Sánchez mantuvo en la tarde del viernes conversaciones telefónicas con los dirigentes de los países más afectados por los incendios: los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; de Bolivia, Evo Morales; de Paraguay, Mario Abdo Benítez; y de Argentina, Mauricio Macri.

En estas llamadas, el presidente en funciones se interesó por la situación sobre el terreno y ha ofrecido el apoyo y la solidaridad de España a los gobiernos y los pueblos afectados, además de poner disposición de estos países medios materiales españoles que puedan contribuir a la extinción de los incendios.

También ha ofrecido a Brasil, Bolivia, Paraguay y Argentina la completa disposición del Gobierno de España para trabajar juntos en el seno de la Comunidad Iberoamericana de Naciones y de otros foros para movilizar el apoyo político, logístico y financiero necesario.

El presidente del Gobierno en funciones afronta el final de agosto con la vista puesta en retomar las negociaciones para salvar su investidura.