El abogado Gonzalo Boye abandonó la defensa del narcotraficante Sito Miñanco hace dos semanas. / EFE
Publicidad

La juez de la Audiencia Nacional María Tardón está dirigiendo una operación contra el blanqueo de capitales relacionado con el delito contra la salud pública y ordenó el registro de la casa de Gonzalo Boye, abogado de Carles Puigdemont y del narcotraficante Sito Miñanco.

Fuentes próximas a la investigación señalaron que el registro se practicó en el domicilio de Boye en Madrid y que el abogado no está detenido.

La operación, que coordina la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional y que desarrollan agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, está vinculada a la causa judicializada de José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, de 62 años.

El histórico narcotraficante gallego fue detenido en febrero de 2018 junto a una veintena de presuntos miembros de su banda acusados de los delitos de tráfico de drogas, blanqueo y pertenencia a organización criminal de extrema gravedad.

Las investigaciones apuntaban que Miñanco lideraba una importante red de narcotraficantes desde 2016, meses después de que se le otorgara la semilibertad, lo que le permitía dormir diariamente en el Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras (Cádiz). De hecho, fue arrestado cuando salía de ese centro.

Fuentes de la Audiencia Nacional informaron de esta operación en la que se practicaron varios registros en una causa declarada como secreta.

Causa relacionada

Boye dejó hace unas dos semanas la defensa de Miñanco, en cuya causa se investiga ahora a este letrado. Según fuentes jurídicas, la operación que se puso ayer en marcha se enmarca en una pieza separada de la causa por la que Sito Miñanco fue enviado en febrero de 2018 a prisión por un delito de narcotráfico y que instruye la juez de la Audiencia Nacional María Tardón.

Derivado de esta investigación, que coordina la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional, la juez acordó abrir una pieza separada estrictamente por delitos de blanqueo en la que se investiga a Boye y a otras personas, por lo que se ordenaron distintos registros, si bien no se produjeron detenciones.

Hace unas dos semanas, Boye dejó de representar a Miñanco en esta causa y es ahora Jacobo Teijelo el que se ha hecho cargo de la defensa del narcotraficante.

En cuanto a Puigdemont, os abogados belgas del expresidente catalán en Bélgica señalaron que el registro no afecta a su trabajo en relación con la euroorden cursada contra el líder independentista pero sospechan de un intento de “intimidación”.

“No es un obstáculo en absoluto para nuestro trabajo en Bélgica como tal”, declaró Simon Bekaert, abogado que junto con su
padre, Paul Bekaert, gestiona la defensa ante la Justicia belga de Puigdemont en lo relativo a su petición de entrega a España a través de euroorden.

“‘Lawfare’ (guerra jurídica) a todo trapo. Cuando alguien les gana las partidas y los deja en evidencia, embestir sin miramientos. Ahora que encaramos la tercera euroorden, a Gonzalo Boye le pretenden dificultar su trabajo. No lo conseguirán”, señaló Puigdemont en la red social Twitter.