El hasta ahora líder de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar.
El hasta ahora líder de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar. / EFE
Publicidad

El hasta ahora secretario general de Podemos Comunidad de Madrid y portavoz del partido en el Senado, Ramón Espinar, ha dejado sus cargos orgánicos e institucionales tras sentirse “ninguneado” por la dirección nacional y apostar claramente por una solución negociada con Íñigo Errejón para evitar una lista alternativa en Madrid, algo con lo que ha confrontado con la cúpula estatal de Podemos.

Según diversas fuentes de la formación morada, la dimisión se produjo después de una reunión mantenida entre Espinar y miembros de la dirección nacional. Allí expusieron sus diferentes puntos de vista tanto en el conflicto generado por Errejón como en otras últimas decisiones del partido. La dirección nacional no confirma esta cita.

No obstante, las discrepancias eran desconocidas por los medios aunque no son nuevas, ya que el enfriamiento de las relaciones entre el hasta ahora secretario regional y el nacional lleva varios meses, insistieron diversas fuentes. “Pablo Iglesias siempre se hace fotos con la gente más afín y últimamente no hemos visto ninguna con Espinar y eso dice mucho”, indicaron.

“Ramón no se llevaba bien desde hace tiempo con la dirección nacional porque últimamente no le tenían en cuenta, no apostaban por sus ideas y le ninguneaban”, hseñaló la misma fuente, al tiempo que otras apuntan que “ha tragado mucho”. No obstante, la gota que ha colmado el vaso ha sido el conflicto de Errejón, en el que la dirección nacional “ha cogido el toro por los cuernos” y apenas ha contado con la dirección regional.

El exdiputado autonómico ha estado ausente en los últimos días en los medios de comunicación, a pesar de que se ha requerido insistentemente su presencia o sus declaraciones por la crisis generada por Errejón. De hecho, el jueves acudió tanto a la Asamblea de Madrid como al Senado, donde intervino, pero rehusó dar declaraciones a los periodistas.

Cansado de la situación

En las dos cámaras legislativas comentó a sus más allegados que “estaba cada día más apartado” y que “ya estaba cansado de esta situación” porque “todo tiene un límite” y “se le había acabado la paciencia”. Así las cosas, creen que ya tenía la decisión tomada y tras la reunión de ayer formalizó, mandando la misma carta que ha publicado en redes sociales.

El máximo órgano regional del partido no se reunía como tal físicamente desde el 19 de marzo, aunque sí ha habido algún encuentro con secretarios municipales y concejales. De hecho, las votaciones se desarrollaban vía Telegram, a pesar de que Espinar contaba con mayoría absoluta en el Consejo.

Fuentes errejonistas, a las que les ha pillado por sorpresa la renuncia, comparten la misma idea sobre la salida de Espinar y aseguran que todo se enmarca en las consecuencias de “un proyecto que se hunde”, en alusión al encabezado por Pablo Iglesias.

La dimisión de Espinar coincide en el tiempo con la reunión de una decena de secretarios regionales de Podemos en Toledo. El encuentro quería hablar y profundizar sobre la situación de crisis del partido y de una posible negociación con Errejón.