Rajoy y Sánchez evitan hablar de pactos en su reunión en Moncloa

El líder del PSOE traslada al presidente del Gobierno su ‘hoja de ruta’, que pasa por cambiar tanto las políticas económicas como las políticas sociales del PP.

0

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, conversaron ayer sobre la situación política general y se centraron principalmente en el calendario legislativo. Durante su almuerzo en el Palacio de la Moncloa, no hablaron sobre pactos, según informaron fuentes socialistas.

La posibilidad de que PP y PSOE alcancen acuerdos postelectorales es difícil, sobre todo después de que los socialistas hayan dejado la puerta abierta a acuerdos con todos los partidos a excepción del PP, cuyas políticas han sido posicionadas como el enemigo que tienen que combatir.

Uno de los asuntos principales de este encuentro, que tuvo una duración de hora y media, fue el calendario legislativo. Apenas faltan seis meses para las elecciones generales y hay poco margen para tramitar iniciativas parlamentarias en las Cortes.

Rajoy baraja dos fechas, el 22 o del 29 de noviembre de cara a la celebración de las elecciones generales. Dos fechas que dejarían tiempo suficiente para aprobar en septiembre las últimas leyes que se encuentran todavía en proceso de tramitación, según pudieron indicar fuentes parlamentarias.

Hoja de ruta

Fuentes socialistas informaron de que Sánchez trasladó a Rajoy la que considera que debe ser la “hoja de ruta” hasta el final de la legislatura y que, a su entender, pasa porque el Gobierno cambie tanto sus políticas económicas como las sociales.

Según Sánchez, ese giro en las políticas del Ejecutivo del PP responde a lo que los españoles demandaron en las urnas el pasado 24 de mayo. Para ello, la dirección del PSOE ha aprobado un documento llamado ‘El cambio para el progreso seguro’, en el que plantea sus propuestas para el fin de la legislatura, que se irán concretando en las próximas semanas en iniciativas parlamentarias en el Congreso de los Diputados.

Las mismas fuentes señalaron que el presidente del Gobierno y el líder socialista no hablaron de pactos. Tanto el PSOE como el PP dieron libertad a sus respectivos líderes territoriales para afrontar esos acuerdos postelectorales. Eso sí, Ferraz no quiere pactos con los ‘populares’, partido al que quiere desalojar de muchas plazas.

Por su parte, desde el pasado 25 de mayo, el día después de las elecciones, Rajoy viene repitiendo el mensaje de que hay que dejar gobernar a la lista más votada. Así, como la promoción de gobiernos estables basados en la transparencia que tengan como objetivo la creación de empleo.