Rajoy: «La gestión económica del Ejecutivo empobrece a España»

El líder del Partido Popular arremete contra la reforma fiscal para 2010 aprobada por el Gobierno en el municipio de Dos Hermanas, tradicional feudo gobernado por el PSOE

1

El presidente del PP, Mariano Rajoy, aseguró ayer que la gestión económica del Gobierno es la «quinta esencia de la chapuza», ya que con sus «engaños», dijo, «empobrece a España y lo liquida como país». El líder de la oposición, durante su intervención en el multitudinario acto que su formación organizó en Dos Hermanas (Sevilla), municipio tradicionalmente gobernado por el PSOE, añadió que los populares «no se resignan» al modelo económico del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, puesto que son «la alternativa» y «darán la batalla» para sacar al país de una tesitura económica adversa. Agregó que la subida de impuestos aprobada el sábado por el Gobierno es «perjudicial para los españoles», además de «innecesaria y, no se justifica al ser profundamente insolidaria con las clases medias y bajas».

Fue el cambio en la política fiscal promovido por el Gabinete de Zapatero el aspecto que más resaltó Rajoy durante su intervención, realizada en el velódromo de la localidad andaluza ante más de 20.000 personas.

El aumento del tipo reducido y general del IVA o la eliminación de la deducción de 400 euros en el IRPF, entre otras medidas, pretenden «tapar los agujeros» que el propio presidente del Ejecutivo «ha creado con una política disparatada de gasto público».

«Ahora quiere que sus chapuzas y sus errores los paguen los ciudadanos», apostilló Rajoy. Para el máximo responsable de los populares, la subida de determinados tributos viene a confirmar que «Zapatero miente», sentencia que en su opinión ya no es siquiera «un juicio de valor, sino la realidad objetiva e indiscutible». Ejemplos de esos engaños son los siguientes, según el presidente del PP: no se trata de una subida de tasas «solidaria», no tiene «una finalidad social», no pagarán ese aumento «los que más tienen y no persiguen mantener las políticas sociales». Tales «mentiras», añadidas al «carrusel» de los últimos dos años, han provocado «pérdidas de tiempo» y han acelerado la caída en la crisis. Y todo a pesar, señaló Rajoy, de que el mismo PP advirtió de los riesgos de su modelo económico.

El líder de la oposición ilustró lo que a su juicio define a José Luis Rodríguez Zapatero: «Soberbia, dogmatismo, chapuzas e improvisación». Aseguró que «ningún dirigente ha engañado tanto como el secretario general del PSOE», y en esta línea, recordó que «la crisis que nunca existió, de repente se convirtió en la más grave de la Historia». Pero además, en palabras de Rajoy, el presidente del Gobierno «ha ignorado a las autoridades económicas de todo el mundo» y ha incurrido en conceptos «sectarios», de tal modo que en su visión del país «no hay cabida para la inmensa mayoría de la clase media o los millones de autónomos».

«Este Ejecutivo es absolutamente incompetente», apostilló. Rajoy dejó claro que su partido no apoyará la política económica del Gabinete, lo que incluye el rechazo a los Presupuestos Generales previstos para 2010, porque son un compendio de medidas que «hunden al país». En el lado opuesto, está el PP, «la alternativa» al Gobierno, «la única garantía de que las cosas pueden cambiar y la esperanza de muchos millones de españoles», sentenció.