María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy (c) y Fernando Martínez-Maillo en el Comité Ejecutivo Nacional del PP.
María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy (c) y Fernando Martínez-Maillo en el Comité Ejecutivo Nacional del PP. / efe
Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trasladó ayer un mensaje de calma a los cargos del PP ante las movilizaciones que se han producido en la calle estas últimas fechas, en especial las protestas de los jubilados, al tiempo que defendió la necesidad de explicar bien a la gente sus argumentos y lo que han hecho estos años ante la crisis económica. Además, reivindicó su capacidad de llegar a acuerdos con los agentes sociales mientras la oposición se levanta de los pactos.

Así se pronunció en intervención a puerta cerrada ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, que se centró en preparar la Convención Nacional que la formación celebrará en Sevilla entre los días 6 y 8 de abril. Y en desgranar la agenda de los próximos meses, que tendrá como foco central los Presupuestos Generales del Estado que el Gobierno quiere aprobar en Consejo de Ministros el 27 de marzo.

Fuentes del PP subrayaron que Rajoy hizo hincapié en su discurso en poner en valor los acuerdos alcanzados estos últimos meses con agentes sociales, como el relativo a la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la equiparación salarial de la Policía y Guardia Civil con otros cuerpos autonómicos o la subida salarial a los funcionarios.

‘Echarse al monte’

También hizo alusión a las pensiones, recordó que representan el 40% del gasto presupuestario y dijo que es en el Pacto de Toledo donde los partidos deben hacer propuestas para mejorar el sistema de pensiones. “Con el personal que circula por ahí, esperar que se cumplan los pactos…”, se quejó el jefe del Ejecutivo, que criticó que el PSOE se haya levantado de la subcomisión que negocia el pacto educativo y que Ciudadanos lo haya hecho del Pacto de la Justicia.

Diferentes cargos del PP admitieron a la salida que el jefe del Ejecutivo les lanzó un mensaje de calma y tranquilidad ante las movilizaciones y aseguraron que el presidente está en un estado de “ataraxia”, que es como se define a una persona que está en un estado de absoluta tranquilidad y sin temor. “Salgo imbuido del espíritu marianista”, resumió un dirigente del partido antes de abandonar Génova.

En la rueda de prensa posterior al Comité Ejecutivo del PP, el coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maillo contrapuso la capacidad del Gobierno de llegar a acuerdos con la actuación de los partidos de la oposición que, a su juicio, “se ha echado al monte”. “Es verdad que la izquierda se ha echado al monte y parece que quiere movilizar la calle. Eso ya lo sabemos. La pregunta es si también quiere llegar a acuerdos en el seno del Parlamento”, resaltó.

Maillo subrayó que el Gobierno y el PP entienden las quejas de los colectivos, como los pensionistas, que reclaman subidas económicas una vez que son ya cuatro los años de crecimiento económico. Pero aseguró que la obligación del Ejecutivo es “aplicar la sensatez” y “cuadrar las cuentas” para ir aplicando mejoras paulatinamente. “La irresponsabilidad se la dejamos a la oposición, que es a lo que se dedica últimamente”, añadió.

Después de que el sábado Pedro Sánchez anunciara que pedirá en el debate de los Presupuestos que el sueldo de ministros y parlamentarios suba solo el 0,25% en 2018, en solidaridad con los pensionistas, Maillo recordó que en 2011 el propio líder del PSOE votó en el Parlamento a favor de congelar las pensiones que planteó el Gobierno socialista.