Publicidad

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció ayer que incluirá en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad y concentrará las ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias.

Así lo señalado el presidente durante su intervención en el debate de pensiones celebrado en el Congreso, donde también ha indicado que el Gobierno aprobará a final de mes en Consejo de Ministros los Presupuestos de este año.

“Es en el contexto de los Presupuestos donde podemos hablar de las mejoras posibles para el bienestar de los españoles también en materia de pensiones”, dijo.

Así, recalcó que hay que trabajar para llegar a un acuerdo a lo largo de la tramitación de los PGE de 2018, porque cree que “es en el marco de este debate donde se deben acordar las decisiones que se tomarán sobre ingresos tributarios y gastos sociales”.

No obstante, Rajoy considera que hay que tener en cuenta que no se puede gastar “lo que no se tiene” y que España está obligada cumplir con los objetivos europeos en materia de déficit público, “porque fue lo que salvó a España”.

También hizo hincapié en que la sostenibilidad del sistema de pensiones español y del importe de las mismas depende del empleo, de que trabajen muchas personas y de que lo hagan en empleos cada vez mejores. “Solo si hay más gente cotizando se pueden pagar más y mejores pensiones”, recalcó.

En esta línea, insistió en que su prioridad es la de hacer “todo lo posible” para seguir creciendo y creando empleo “cada vez más estable y cada vez mejor remunerado”.

Agenda de reformas

Por ello, considera que es imprescindible que se preserve una agenda de reformas que lleve a España a crecer, mejorar la productividad, diversificar la economía y hacerla “cada vez más capaz de adaptarse a un entorno cambiante y muy competitivo”.
Para Rajoy, “hay muchos ámbitos en los que hay que trabajar”, entre los que destacan la estabilidad financiera, ya que, bajo su punto de vista, “es necesario mantener unas cuentas públicas saneadas y prudentes para seguir creciendo y generando confianza”.

Tampoco dejó de lado las oportunidades que ofrece la transformación digital en su discurso. De hecho, bajo su punto de vista, cree que hay perseverar con más reformas en muchos ámbitos sin poner en riesgo la competitividad, ya que así se podrán aprovechar las oportunidades que brinda un mundo “más globalizado y cambiante”.

“Solo así lograremos no quedarnos atrás. Solo así conseguiremos seguir avanzando y terminar de revertir las consecuencias de una crisis económica sin precedentes y garantizar la permanencia de nuestro generoso Estado del Bienestar y de nuestras pensiones”, apostilló el presidente.