Publicidad

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, presidió la junta general ordinaria de accionistas de la compañía, que tuvo lugar ayer en Madrid y que se celebró por primera vez de manera completamente telemática tras la prórroga del estado de alarma. Los accionistas aprobaron los resultados y el informe de gestión de la compañía, correspondiente al ejercicio 2019.

Asimismo la junta aprobó, con cargo a los resultados 2019, un dividendo total de 1,37€/acción (más de un 5% superior al de 2018). Del dividendo total, la compañía ya abonó 0,29 euros el pasado mes de julio, 0,47 euros en noviembre y 0,593 euros el pasado mes de marzo. Los accionistas aprobaron el pago del 0,01€/acción de dividendo complementario que quedaba pendiente de la propuesta original (0,603€/acción) y que se abonará el próximo 3 de junio.

La Junta aprobó también la reducción de capital mediante amortización, antes del 30 de julio, de hasta 21.465.000 acciones propias, dentro del programa ‘share buy back’ iniciado en julio de 2019. La compañía acordó al cierre del primer trimestre del ejercicio 2020 la suspensión temporal de dicho programa de recompra de acciones propias hasta tener mayor visibilidad acerca de la duración y profundidad de la crisis derivada del Covid-19.

“A pesar de un entorno energético adverso y un contexto macroeconómico en contra, en 2019 hemos cumplido nuestros compromisos fijados en nuestra hoja de ruta: somos más eficientes, hemos reducido nuestro perfil de riesgo, hemos cumplido las desinversiones previstas, mantenido la disciplina financiera y, lo más importante, seguimos apostando por ser un actor clave en la transición energética, avanzando hacia un mix energético más sostenible”, explicó el presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

A partir del segundo trimestre, la empresa definirá una nueva estructura directiva tras la creación de tres nuevas unidades de negocio para afrontar los nuevos retos energéticos y captar nuevas oportunidades de crecimiento e incorporará a tres directivos de contrastada experiencia para dirigirlas. La Unidad de Gestión de la Energía y Redes, dirigida por Pedro Larrea, trabajará para evolucionar y optimizar el negocio tradicional a través de la gestión regulatoria proactiva, el crecimiento rentable en redes, la identificación e implantación de las mejores prácticas así como en la adaptación de la gestión de la energía y aprovisionamientos a unos mercados líquidos y flexibles.

La Unidad de Renovables, Innovación y Nuevos Negocios, dirigida por Jorge Barredo, cuyo objetivo será la captura de oportunidades asociadas a la transición energética a través del fomento de la innovación, la exploración de nuevos modelos de negocio de futuro y la aceleración del negocio renovable de la compañía para ser líderes en los mercados objetivos de la compañía. La Unidad de Comercialización Minorista, dirigida por Carlos Vecino, cuyo cometido será la diferenciación de los modelos de comercialización por clientes como respuesta a un entorno más competitivo y complejo, con el foco puesto en la incorporación de nuevas tecnologías y el desarrollo del potencial de la marca.