Muere Jordi Solé Tura, el ‘padre’ más progresista de la Constitución

La clase política alaba sin excepción alguna la enorme contribución del dirigente catalán a la Transición y al espíritu mismo de la modernidad y la convivencia españolas.

6

Ayer, prematuramente para estos tiempos, murió a los 79 años Jordi Solé Tura, uno de los padres de la Constitución y ex ministro de Cultura con Felipe González. El político, que acabó su vida política en el socialismo, al que llegó desde las filas comunistas, falleció en su domicilio, según detallaron fuentes de la Conselleria de Justicia, cuyo titular es Montserrat Tura, sobrina del finado. Desde el PSC se añadió que el catalán padecía alzheimer en un estadio muy avanzado, lo que podría haber sido el desencadenante del óbito.

En sintonía con la unánime condolencia expresada por toda la clase política, que, sin excepción, puso de relieve la enorme estatura de Solé Tura y su impagable contribución a la Carta Magna, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, manifestó, en nombre del Ejecutivo, sus condolencias a la familia y destacó su «inestimable aportación» a la transición democrática española. Además, la socialista quiso subrayar el agradecimiento que comparte toda la sociedad por su tarea en la historia de la democracia patria. «Son 31 años en los que España y sus ciudadanos han demostrado espíritu democrático, afán de país moderno y voz entre las naciones más avanzadas del mundo», sintetizó.

El presidente del Parlamento, José Bono, lamentó el fallecimiento y destacó la contribución de Tura a «una de las obras más importantes de la Historia de España», como es la Constitución de 1978.

En tal sentido, el ex ministro afirmó que la Transición «no se explica» sin la aportación del político catalán. «Va a vivir en el corazón de todos los demócratas y de quienes le conocimos mientras vivamos», concluyó.

Por su parte, el presidente fundador del PP, Manuel Fraga, en las antípodas ideológicas del finado, recordó tenía gran sintonía personal con Solé Tura. El conservador recordó que el Partido Comunista se incorporó a la redacción de la Carta Magna ya en su última fase, cuando los demás padres estaban haciendo la segunda lectura del texto constitucional. «Pese a eso, nos entendimos muy bien», aseguró.

El ex presidente de Galicia explicó ambos llegaron a redactar juntos «dos o tres nuevos artículos» de la Constitución, «sobre todo la parte de derechos del hombre». Pese a que «no estuvo más de dos meses» en la ponencia, Fraga aseguró tener «muy buen recuerdo» del ex dirigente del PSUC.

La capilla ardiente de Solé Tura quedó emplazada en el Saló Sant Jordi del barcelonés Palau de la Generalitat, donde tradicionalmente tienen lugar las honras fúnebres de las grandes personalidades catalanas, y permanecerá abierta al público hoy desde las 16 a las 20 horas y mañana de 9 a 12 horas.