A pesar de su avanzada edad, 80 años, Margarita Salas se encontraba en activo y acudía casi a diario al laboratorio. / EFE
Publicidad

La investigadora Margarita Salas, una de las principales referencias de la ciencia española durante las últimas décadas, falleció ayer a los 80 años, según confirmaron fuentes del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.

Margarita Salas, quien trabajó junto al nobel Severo Ochoa en la Universidad de Nueva York, ha desarrollado su labor investigadora en el campo de la bioquímica y la biología molecular, y era académica de la Ciencia y de la Lengua de España.

La investigadora falleció en Madrid a causa de una parada cardíaca, según informaron fuentes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Margarita Salas tenía 80 años pero todavía se encontraba en activo y acudía prácticamente a diario a su laboratorio en el Centro Nacional de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid.

Reconocimiento

Tenía la categoría “ad honorem”, que permite a los científicos seguir su labor investigadora más allá de la edad establecida para la jubilación.

La investigadora asturiana había sido galardonada con los principales premios científicos nacionales, entre ellos el Ramón y Cajal de Investigación Científica (año 2000), el Premio Nacional de Investigación (2001), el Premio Mapfre a Toda una vida Profesional ((2009) o el Clara Campoamor del Ayuntamiento de Madrid.

El pasado año Margarita Salas ganó el Premio Inventor Europeo 2019, uno de los galardones internacionales más prestigiosos, por su trabajo pionero en genética y biología molecular.

Algunos de los científicos españoles más significativos de diversas ramas de la ciencia han lamentaron en declaraciones a los medios la muerte de la bioquímica Margarita Salas, destacando todos ellos que se trata de una “referente” en el mundo de la ciencia en general y, en España en particular, tanto para hombres como mujeres.

La presidenta del CSIC, Rosa Menéndez dijo: “Nos quedamos con el recuerdo de una mujer luchadora que va a permanecer en nuestra memoria y en el de la ciencia española”, dijo.

Ejemplo

También Alicia Sintes, la Doctora en Física por la UIB y una de las científicas de LIGO subrayó que Salas fue un referente. “Fue una gran pionera, rompió con estereotipos, fue una investigadora de gran valor, una trabajadora incansable”, dijo Sintes, que también destacó que es un “ejemplo y modelo” para las científicas jóvenes y “para todos”.

Las muestras de condolencia por el fallecimiento también llegaron desde el ámbito de la política, así como desde la Familia Real, quienes lamentaron la muerte y destacaron a Salas como un “referente”.

“De joven era discriminada por ser mujer; hoy por ser mayor”, dijo Margarita Salas en una reciente entrevista.

Su vida estuvo volcada en la investigación y en el conocimiento y marcada por su firme compromiso con la igualdad, con todas las formas de igualdad, con el liderazgo de la mujer y con la necesidad de que la ciencia cuente con una financiación potente.

Descubrió una técnica capaz de multiplicar la forma sencilla el ADN a partir de escasos restos orgánicos y revolucionó con ello la genética, pero más allá de la ciencia, su vida y sus testimonios han estado plagados siempre de mensajes ilusionantes para los más jóvenes, para las mujeres, para las niñas y durante las últimas décadas también para los científicos mayores que se sentían plenamente capacitados para continuar su labor investigadora.