Muere el segundo trabajador herido tras la explosión de una pirotecnia

Los dos empleados fallecidos eran vecinos de la comarca granadina de Guadix y se encontraban en una caseta a nivel de superficie cuando ocurrió la deflagración de la fábrica

52

El trabajador de 35 años que se encontraba en estado crítico tras la explosión registrada en la mañana del viernes en la pirotecnia Francisco López Franco de Guadix (Granada) falleció en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, siendo ésta la segunda víctima mortal de este suceso en el que también perdió la vida otro empleado de 49 años.

Este fallecimiento lo confirmaron ayer fuentes sanitarias, precisando que el primero de los heridos, de 49 años, falleció a causa de las lesiones el mismo viernes y el otro afectado, de 35, fue evacuado en helicóptero medicalizado hasta el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde finalmente murió.

La explosión se registró por causas que se investigan en torno a las 10.55 horas y, de acuerdo a las primeras informaciones que manejan los Bomberos, habría afectado a una caseta en superficie donde se encontraban estos dos trabajadores, aunque en el momento de la deflagración había una decena de personas en las instalaciones, según fuentes municipales.

Esta pirotecnia, situada en el Camino de Lugros, se encuentra muy próxima a otra empresa pirotécnica donde en noviembre del año pasado fallecieron tres empleados a causa de otra deflagración y que desde entonces permanece cerrada.

El alcalde de Guadix, Jesús Lorente, señaló a los periodistas que ambos trabajadores son vecinos de la comarca y uno residía en Guadix, al tiempo que mandó un abrazo a los familiares. También quiso trasladar su apoyo a los dueños de la pirotecnia.

Prácticamente todo el parque de Bomberos de Guadix se desplazó al lugar en la mañana del viernes tras escuchar la explosión, que generó un pequeño incendio que se extinguió con rapidez y fue sentida en distintos puntos de la localidad. En la zona trabajaron los técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax), que aseguraron el terreno y acotaron un perímetro de seguridad.

Ellos serán los encargados de investigar lo sucedido junto a la Policía Judicial, según detalló a los medios la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, que destacó la “rapidez de respuesta” y la coordinación de los efectivos.

Dejadez institucional

Fueron varias personas las que alertaron sobre la explosión al 112, que movilizó a los servicios sanitarios, la Guardia Civil, la Policía Local y los Bomberos de Guadix, y puso los hechos en conocimiento de la Inspección de Trabajo.

El obispo de Guadix, en nombre de toda la diócesis, expresó en un comunicado su dolor por “la triste noticia de un nuevo accidente en una pirotecnia de la ciudad accitana”.

Los sindicatos CCOO y UGT han convocado una concentración de cinco minutos de silencio para mañana por estas nuevas muertes en el tajo, así como por el fallecimiento el jueves de otro trabajador de 41 años que llevaba varios días ingresado en la UCI tras caer desde una altura de cinco metros en Dólar (Granada).

El secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores, lamentó en relación al accidente del viernes la “dejadez institucional que existe para frenar la siniestralidad laboral en las pirotecnias y poner fin a la oleada de muertes por accidente laboral que se producen en este sector”, después de que en noviembre de 2018 fallecieran tres trabajadores en otra empresa de Guadix.