Mossos y bomberos buscan un bebé arrojado por su padre en un río

El supuesto padre, un menor de 16 años, habría sido sorprendido por algunas personas cuando se disponía a enterrarlo, momento en el que lo lanzó al río Besòs, en Barcelona

56
Mossos d’Esquadra y bomberos peinan el río Besòs en busca del cuerpo del bebé lanzado por su padre menor de edad.
Publicidad

Unidades terrestres, subacuáticas y caninas de los Mossos, además de un helicóptero, peinan la desembocadura del río Besòs, en el límite entre Barcelona y Sant Adrià, donde la noche del martes un menor habría lanzado a su bebé, una búsqueda que se ve dificultada por la presencia de muchas cañas en la zona.

El menor, de unos 16 años y supuesto padre del niño, habría sido sorprendido por algunas personas cuando se disponía a enterrar al bebé, ya fallecido, junto al Besòs, momento en que lo lanzó al río, según fuentes próximas a la investigación.

Posteriormente, se dirigió a una comisaría de los Mossos, donde al parecer confesó los hechos y fue detenido.

En declaraciones a los medios, la intendente de los Mossos d’Esquadra y subjefa de la comisaría de Badalona (Barcelona), Montserrat Estruc, y el sargento de Bomberos de Barcelona, Rafael Esteban, han explicado el dispositivo de búsqueda que se puso anoche en marcha, tras la llamada de un testigo al 112 alertando de los hechos, que fueron corroborados después por otras personas.

Estruc detalló que la noche del martes el caudal del río era superior a lo normal, con una altura de un metro cuarenta, de manera que se pusieron una especie de barreras para reducir su nivel y facilitar así la búsqueda del bebé, así que ahora hay zonas del río con unos cuarenta centímetros de agua y otras sin apenas agua.

Durante toda la mañana, unidades terrestres, acuáticas de los Mossos y de Bomberos de Barcelona, además de dos caninas, están peinando toda la zona desde el punto central en el que los testigos han situado los hechos, y desde allí se han desplazado hacia arriba y hacia abajo.

La búsqueda se está realizando tanto dentro del río como en la ribera, al tiempo que un helicóptero sobrevuela el lugar, una zona “muy compleja” puesto que hay muchas cañas
Además de este operativo, también hay una unidad de salvamento marítimo y bomberos de Barcelona en la zona de la desembocadura del río, por si el bebé ha sido arrastrado hasta el mar.

El menor detenido pasó ayer por la mañana a disposición de la Fiscalía, que se encarga ahora de la investigación.