Maribel Tena recoge su poesía más crítica en ‘Como suceden los árboles’

La extremeña se sirve de los árboles como metáfora para reflejar las raíces del ser humano que se nutren “del agua del pasado” mientras el tiempo va evolucionando y dándole forma

18

La editorial vallisoletana La Penúltima ha apostado por la poesía crítica de la extremeña Maribel Tena García con la publicación de ‘Como suceden los árboles’. Con los árboles como hilo conductor y metáfora del ser humano, la poeta refleja las raíces del ser humano que se nutren “del agua del pasado” mientras el tiempo “va trazando círculos” dentro de él y “a un anillo de dolor lo circunda otro de gozo”. “Nos repetimos en ciclos, soportamos la poda salvaje de las historias ajenas a la historia y en ocasiones nos consume desde el interior un incendio silencioso”, subrayó la propia Tena.

El poemario se compone de 38 composiciones divididas en torno a tres apartados bajo los epígrafes ‘Raíces verticales’, ‘El perímetro del incendio’ y ‘Aspiración de fruto’ al que se añade, en la contraportada, unos versos titulados ‘Si regresan los vencejos’, en el que aparece la frase que da nombre al libro. “Si sucedemos como suceden los árboles. ¿Qué hemos de temer”, es una de las reflexiones que Tena García transmite al lector en su contraportada.

La naturaleza, en paralelo a la naturaleza humana, es uno de los ejes sobre los que pivota la obra, en la que también cabe una crítica a la actualidad, como la crisis de los refugiados, las desigualdades sociales derivadas de la recesión económica. En este sentido, el materialismo de occidente es, asimismo, objeto de ataque en los versos de la artista, quien incluye en ‘Como suceden los árboles’ citas de otros autores como María Victoria Atienza, Alejandra Pizarnik, Begoña Abad, Rodrigo Garrido Paniagua, María Ángeles Pérez López, Antonio Orihuela y Ana Pérez Cañamares.

La metáfora de los árboles supone una estructura “no premeditada” para un libro compuesto por poemas que tratan temas habituales en la obra de Tena García, como los de crítica social, principalmente en la segunda parte, ‘El perímetro del incendio’, donde se reflejan otras personas para demostrar que el ser humano, al igual que los árboles, son individuos aislados, de modo que se plantea la cuestión de “hasta dónde pueden quemar los fuegos ajenos”. ‘Como suceden los árboles’ es la segunda obra —tras ‘Ovnis en la noche americana’, de Roberto Ruiz Antúnez— publicada por La Penúltima, editorial vallisoletana especializada en poesía independiente promovida por Rodrigo Garrido Paniagua y Antoine Lamarck.

La autora conoció a estos dos poetas en Logroño, donde coincidieron en la edición de 2015 del certamen ‘Las voces del extremo’. Posteriormente, ambos le propusieron participar en su nuevo proyecto editorial, en el que se implicó con la “confianza” de un sello en el que los editores “tienen también la mirada del escritor” y “cuidan mucho sus publicaciones”. Maribel Tena García nació en la localidad pacense de Villanueva de la Serena en mayo de 1978 y se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca con la intención de dedicarse profesionalmente a cultivar su amor por las letras, algo que realiza desde 2000, primero como profesora de español en la Universidad de L’Aquila (Italia) y después a través de la docencia de Lengua y Literatura en institutos de Secundaria.

En 2012 publicó su primer libro de poemas, ‘Mujer fractal’, mientras que apareció en las obras colectivas ‘Voces del Extremo’, concretamente con ‘Poesía antidisturbios’. Junto a otros poetas publicó en 2015 la obra homenaje a Juan Antonio González Iglesias ‘Dicebamus crastina die. Decíamos mañana’.