Los reyes y sus hijas compiten para dar soluciones sobre sostenibilidad

La Familia Real participa en diversas conferencias y talleres para responder a retos actuales

34
La reina Letizia y la infanta Sofía participan en uno de los talleres. / efe
Publicidad

Los reyes y sus hijas participaron ayer en las actividades organizadas por la Fundación Princesa de Girona tras la entrega de sus premios, y en una de ellas han competido entre sí para aportar ideas en favor del medio ambiente y la sostenibilidad.

En su tercer día en Barcelona y sin las protestas protagonizadas en los dos últimos en los alrededores del Palacio de Congresos de Cataluña, el Rey asistió en su auditorio a la sesión inaugural de esta jornada de actividades en las que, en diversas conferencias y talleres, se han debatido soluciones a los retos de los más jóvenes.

A lo largo de la mañana se sumaron también la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía, que recorrieron algunos de esos talleres.

En uno de ellos sobre medio ambiente y en el que los participantes tenían que identificar retos y aportar soluciones, el rey y la princesa formó parte de un equipo con varios jóvenes, mientras que a otro se incorporaron la reina y la infanta Sofía.

Al término del tiempo ofrecido para plantear soluciones y a instancias del director del taller, los dos equipos de los que formaban parte los miembros de la Familia Real y que han competido entre sí tuvieron que exponerlas en público.

Una de las jóvenes del equipo del Rey explicó que su idea era un aula en el que, para concienciar de la importancia del medio ambiente, los asientos fueran bicicletas que, con el propio pedaleo, generaran electricidad.

A la hora de exponer el eslogan de esta idea, el rey ha animado a la princesa a que fuera quien lo hiciera público, pero doña Leonor acogió la propuesta con timidez y ha sido él quien la ha bautizado: “Pedalea por la sostenibilidad”.

Entre aplausos de las decenas de participantes en esta actividad, el turno siguiente ha sido para el equipo de la reina, quien tomó la palabra para presentar a los integrantes del grupo y explicar que su idea tenía como objetivo reducir el uso de plásticos.

Para ello dijo que copiaron a la industria tabaquera con sus imágenes que vinculan el hábito de fumar con algunas enfermedades.

Ha sido Marta, una de las integrantes de su equipo, la que concretó un ejemplo de su propuesta: incluir en una malla de mandarinas de un supermercado la imagen de un cormorán muerto en la que se evidencie que ha sido a causa de los plásticos que ha ingerido.

“¿Compraríais esta malla de mandarinas?”, preguntó en alto, y ante el silencio de muchos de los presentes y algunos noes, la reina apostilló: “Ahí lo dejamos”.