Fachada de la cárcel de la localidad de Neumünster, donde fue trasladado el expresidente catalán.
Fachada de la cárcel de la localidad de Neumünster, donde fue trasladado el expresidente catalán. / efe
Publicidad

Los plazos de entrega del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, detenido ayer en Alemania, en aplicación de la euroorden que hay sobre él, van de 10 a 60 días. Según recoge la legislación europea, si la persona detenida manifiesta su consentimiento de entrega a su país, ésta se hará efectiva en un plazo de 10 días tras haberse manifestado el consentimiento del acusado.

En cambio, en los demás casos, la decisión definitiva sobre la ejecución de la euroorden debería tomarse en un plazo máximo de 60 días tras la detención.

Penas muy altas

El Código Penal alemán establece penas de entre diez años y cadena perpetura para el delito de alta traición, del que se le acusa al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, detenido esta mañana en Alemania. La legislación alemana no recoge el delito por rebelión, pero castiga en su sección 81 la alta traición contra la Federación con pena privativa de la libertad de por vida o con pena privativa de la libertad no inferior a diez años.

El Código Penal alemán entiende por alta traición el intento “con “violencia o por medio de violencia” de perjudicar la existencia de la República Federal de Alemania o “cambiar el orden constitucional que se basa en Constitución de la República Federación de Alemania”.
Además, la ley alemana castiga con pena privativa de la libertad de uno hasta diez años a “quien prepara una determinada operación de alta traición contra la Federación”.