salvador illa elecciones cataluna
El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa, celebra los resultados electorales. / EFE - TONI ALBIR

Las elecciones de este domingo en Cataluña, que registraron una alta abstención debido en gran parte a la cautela de la ciudadanía respecto a la pandemia del coronavirus, no aclaran demasiado en convulso entramado político que vive la comunidad, con una mayoría de escaños y votos de los independentistas, pero con un vuelco en las formaciones constitucionalistas, ganando los comicios el PSC, al igual que lo hiciera en 2017 Ciudadanos, que ahora se hunde, mientras irrumpe Vox en cuarto lugar.

A tenor de los resultados, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sale reforzado, pues su apuesta por el exministro de Sanidad Salvador Illa como candidato socialista se saldó con la victoria del PSC en votos, con el 23% del total (al 95% del escrutinio), lo que le da 33 escaños, el mejor resultado de la formación socialista desde 2006. Pero, además, el líder del PSOE ha visto que la alternativa nacional que representa el PP ha salido muy debilitada en estas elecciones, obteniendo solo 3 escaños y superado ampliamente por Vox, que pasa a ser la cuarta fuerza política en Cataluña con 7,7% de los votos y 11 diputados, por detrás de ERC (21,4% y 33 diputados) y JxCat (20,1% y 32 diputados) y superando a la CUP (9 diputados).

resultado elecciones en cataluna
resultado elecciones en cataluna

Las elecciones son también positivas para la franquicia de Unidas Podemos (ECP-PEC), el socio de Gobierno del PSOE, pues tras los fracasos de Galicia y País Vasco logra retener la representación parlamentaria de 8 diputados.

La incógnita para el Gobierno de Sánchez son las consecuencias que estas elecciones puedan tener en el comportamiento de ERC en el Congreso, si los republicanos optan por reeditar la alianza independentistas con Junts, lo que les llevaría a tensar la cuerda con el Gobierno, o si prefieren marcar un perfil de izquierdas en Cataluña.

El centro derecha se hunde

Lo que sí quedó claro es que el centro derecha se hunde en Cataluña, mientras Vox, que se presentaba por primera vez a las catalanas, entra en el Parlament con más votos que Cs y PP juntos, con lo que logra arrebatar al partido de Inés Arrimadas el liderazgo que ostentaba hasta la fecha en el constitucionalismo del centro derecha. Ciudadanos, que en 2017 ganó las elecciones con un 25,3% de respaldo y 36 diputados, se ha estrellado en esta cita electoral al perder 30 escaños . No solo es un fracaso para el candidato a la Generalitat, Carlos Carrizosa, sino también para Arrimadas, que convocó para hoy un Comité de urgencia ante el descalabro electoral.

Quién también sufre un batacazo doloroso ha sido el Partido Popular, que ve materializado el ‘sorpasso’ de Vox, y mina el liderazgo de Pablo Casado al frente del partido tras implicarse de lleno en la campaña catalana.

Los partidos independentistas ampliaron la mayoría absoluta que ya poseían en el Parlament y superaron el 50% del voto, uno de los objetivos marcados por las formaciones favorables a la independencia de Cataluña.

La CUP, determinante

La suma de ERC, Junts y la CUP alcanzó los 74 diputados, cuatro más que los 70 que obtuvieron en los comicios de 2017, y alcanzando la máxima representación del independentismo en su historia, superando los 72 escaños que lograron en 2015, cuando CDC y ERC se presentaron juntos en la coalición JxSí.

En las dos legislaturas anteriores, los ‘cupaires’ tenían la llave de la mayoría absoluta del independentismo, ya que los dos partidos mayoritarios no sumaban los 68 escaños necesarios. La CUP seguirá manteniendo este papel, ya que ERC y Junts no alcanzan la mayoría absoluta por sí solos.

Illa se postula a la investidura

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, anunció tras conocerse los resultados que se postulará a la investidura para hacer efectivo el “cambio” en Cataluña, después de que los socialistas hayan ganado en votos y empatado en escaños (33) con ERC. “El cambio ha llegado a Cataluña para quedarse y la victoria de hoy es un gran paso adelante pero es solo el primero“, afirmó el exministro desde la sede del PSC, donde ha seguido el escrutinio acompañado de varios dirigentes socialistas, entre los cuales el ministro Miquel Iceta, ideólogo del llamado ‘efecto Illa’.

Mientras, el expresidente catalán Quim Torra, que tuvo un papel muy discreto en la campaña, celebró la “rotunda victoria independentista” en las elecciones autonómicas en Cataluña, en las que aseguró que las fuerzas soberanistas habían alcanzado el 50% de los votos.

La cara opuesta era el candidato de Cs a la Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, al afirmar que Cs no había sabido movilizar al electorado constitucionalista como hubiera querido para el 14F y que seguirán trabajando en el Parlament “desde la moderación y la capacidad de pacto”. En su intervención para valorar los resultados del 14F, ha insistido en que el partido seguirá “haciendo lo mismo que ha hecho desde el año 2006: defender al constitucionalismo desde el centro, y con absoluta firmeza en la lucha por las libertades en Cataluña y la democracia“. Para Carrizosa, es una mala noticia el aumento de escaños de los partidos independentistas.

El candidato del PPC, Alejandro Fernández, admitió que sus resultados son “muy malos” al no haber logrado crecer y obtener grupo parlamentario propio.