Los Caballer festejan la ‘mascletà’ con una ‘senyera’ de humo y colores

La celebración reúne cerca de 235 kilos de pólvora para hacer retumbar el centro de Valencia

47
Los espectáculos continuarán hasta la llegada de la celebración de las Fallas 2019. / europa press
Publicidad

Una ‘senyera’ formada con humo y colores se alzó en medio de la atronadora décima ‘mascletà’ del calendario oficial de 2019 en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia que disparó la pirotecnia Hermanos Caballer de Almenara.

El público asistente a la décima ‘mascletà’ del año rompió en aplausos y vítores a la finalización del espectáculo pirotécnico, cuando todavía no se había disipado la humareda formada por los 235 kilos de pólvora que retumbaron el centro de Valencia en el último domingo antes de Fallas.

La pirotecnia de Almenara atronó todos los rincones del céntrico emplazamiento y las calles cercanas con su sucesión de volcanes, carcasas y truenos. 235 kilos de pólvora lanzados en la cita de este domingo que ha empezado como siempre con el grito de ‘Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà!’.

Uno de los responsables del evento fue José Vicente Caballer, que destacó “la sincronización” de los diferentes elementos empleados. En uno de los momentos, los Hermanos Caballer han dibujado una senyera con humo que también ha arrancado el reconocimiento de los asistentes.

Los Caballer le imprimieron ritmo a las diferentes fases de la ‘mascletà’ para hacerla “amena y para que la gente se divierta”. En especial un cuerpo formado con silbatos, roncadores y relámpagos que han cerrado con un estruendoso terremoto.

Al espectáculo acudieron la Fallera Mayor, Marina Civera, y la Fallera Mayor Infantil, Sara Larrazábal, acompañadas por el alcalde Joan Ribó y diversos ediles.

Cruz Roja atendió a 50 personas durante la décima ‘mascletà’ del calendario oficial de las Fallas de 2019. En concreto, Cruz Roja atendió a 44 personas por lipotimia, a dos por contusiones, a una por crisis de ansiedad, una por dolor de oídos, una por objetos extraños en los ojos y otra por quemaduras.