Linde cree que las previsiones del Gobierno son “factibles”

El gobernador del Banco de España reconoce un aumento de ingresos “superior” a lo habitual y prevé una caída del paro al 20%

0

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ve “factibles” las previsiones planteadas por el Gobierno en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016, a pesar de que difieren de las del propio supervisor y de que hay “ciertos riesgos” de incumplir el objetivo de déficit este año, aunque sea “por un margen reducido”

Así lo señaló durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, indicando que las proyecciones macroeconómicas de las cuentas del próximo año reflejan una “prolongación de la actual fase de expansión” que es “factible, desde luego, en el actual contexto”.

En concreto, el Ejecutivo de Mariano Rajoy estima que la economía crecerá un 3,3% este año y un 3% el próximo, con una recuperación de la inflación de entorno al 1,1%, lo que elevaría el PIB nominal un 4%. Un escenario “similar en tasas y composición” al previsto por el Banco de España y al consenso de los analistas.

Junto a esto, Linde considera “razonable” prever que la coyuntura cíclica y la reducción de los tipos de interés de la deuda pública tengan “un efecto directo positivo” sobre las cuentas públicas, aunque advierte de que “eventuales desviaciones a la baja en el crecimiento o un encarecimiento de los costes de financiación dificultarían y harían más exigente el proceso de consolidación fiscal”.

Un proceso que pasa por cerrar 2015 con un déficit del 4,2% para quedar por debajo del 3% el año (2,8%), a la par que se disminuye la ratio de deuda pública sobre PIB al 98,2% en el próximo ejercicio, por primera vez desde 2007, tras cerrar este año en el 98,7%.

A juicio de Linde, se pueden conseguir estos objetivos sin grandes reducciones del gasto. “La revisión al alza de las perspectivas de crecimiento de la economía española implica que el esfuerzo presupuestario requerido para avanzaren en el proceso de consolidación fiscal, medido por la variación del saldo estructural primario, será muy reducido”, precisó.

No obstante, ante las acusaciones de la oposición de que se trata de un Presupuesto “irreal” porque parte de un dato de déficit de 2015 que no se cumplirá, Linde ha admitido que “es cierto que hay riesgos” y que este año el desequilibrio presupuestario podría quedar por encima del 4,2% marcado, aunque “por un margen reducido, no por un margen enorme”.

Asimismo, el gobernador del Banco de España cree que la tasa de paro podría reducirse hasta el entorno del 20% a finales de 2016 si se mantiene la evolución de los últimos 18 meses.

Según Linde, “la mayor flexibilidad con que cuentan las empresas para ajustar sus condiciones laborales al entorno macroeconómico y competitivo ha facilitado, sin duda, la creación de nuevos puestos de trabajo”.

“De mantenerse la dinámica observada durante el último año y medio, el incremento del empleo podría situar la tasa de paro en el entorno del 20% en el cuarto trimestre de 2016”, añadió. Según las previsiones del Gobierno, la cifra de desempleo debería quedar en el 19,7% cuando concluya el próximo ejercicio.

Además, rechazó las acusaciones de parte de la oposición de que la reforma laboral de 2012 provocó un incremento de la precariedad en el empleo, asegurando que la proporción de contratos indefinidos y temporales sobre el total es prácticamente la misma que hace cuatro o cinco años.