Las muertes por violencia machista bajan un 28%

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, se muestra «esperanzada» porque ni en enero ni en noviembre se registraron fallecimientos, y resalta que hay 21 víctimas menos que en 2008.

0

Cincuenta y cinco mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas en 2009, un 27,6 por ciento menos respecto al ejercicio anterior, lo que supone el número más bajo desde que existen datos estadísticos fiables, a partir de 2003.

En solo 14 de los casos, las víctimas habían denunciado a los agresores, según las cifras de 2009 presentados ayer por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, junto al Delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente.

Aído señaló que, además de las 55 víctimas mortales, hay otros cuatro casos en estudio.

La ministra recordó a las 76 mujeres muertas en 2008 y se mostró esperanzada porque ni en enero ni en noviembre de 2009 hubo asesinatos machistas.

La titular de Igualdad recalcó que la media de homicidios por violencia machista disminuyó un 8,3 por ciento desde la entrada en vigor la ley contra este fenómeno, en diciembre de 2004.

Durante su intervención, Aído también puso de manifiesto el descenso del número de inmigrantes muertas a manos de sus parejas o ex parejas, ya que de 33 asesinadas en 2008 se pasó a 20 en 2009.

Respecto a la edad de las víctimas, los homicidios disminuyeron en el grupo de menores de 30 años, al pasar de 25, en 2008, a 16, en 2009; también descendieron en el grupo de entre 30 y 64 años, que pasó de 45 homicidios a 32, en tanto que en el único grupo de edad en el que no han retrocedido es el de mayores de 65.

Asimismo, Aído explicó que, según los datos facilitados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), durante los primeros seis meses de 2009 hubo una media de 380 denuncias diarias por violencia machista lo que suma un total de 68.639 en ese mismo período de tiempo.

En este sentido, la ministra apuntó que la tasa de homicidios por cada 10.000 denuncias por violencia machista continuó descendiendo hasta alcanzar un 3,8 por ciento, frente al 5,2 por ciento que se registró en 2008.

Para Aído este dato es «elocuente» respecto a «que la denuncia es la puerta de entrada al servicio de protección integral».

La titular de Igualdad especificó que, en relación con 2008, el pasado año hubo cuatro homicidios menos de mujeres que habían interpuesto denuncia, tres menos en los casos de mujeres con solicitud de orden de protección, seis menos de mujeres con orden de protección en vigor y uno menos en el caso de minimización del riesgo.

Brazaletes de control

En cuanto a los dispositivos GPS de control de la iniciativa de alejamiento, Aído explicó que, desde que se implantó la medida, en agosto de 2009, fueron instalado 167 en todas las Comunidades Autónomas, excepto Murcia, Aragón y La Rioja, y se desactivaron 10.

En relación con la protección de mujeres en situación de riesgo moderado, en 2009 se produjo un incremento del 11,6 por ciento respecto al número de terminales activos durante 2008, lo que significa que se pasó de 12.274 al finalizar 2008 a 13.696 en diciembre del pasado año. Aído también hizo referencia a las llamadas recibidas al teléfono gratuito de atención a las víctimas 016 que el pasado año recibió 68.541 y en el período acumulado entre 2007 y 2009 tuvo 159.207.

La mayoría de las personas que recurrieron al servicio fueron las propias mujeres (78,5 por ciento) seguido de los familiares y amistades (18,9 por ciento) y de profesionales y entidades públicas y privadas (2,6 por ciento).

Ante este balance, la ministra dijo que los datos «no deben llevar en absoluto a la autocomplaciencia porque hay que estar alerta, intensificar los recursos y mejorar los resultados».

Por último, la titular de Igualdad estimó que las 55 féminas muertas en 2009 son «55 razones para seguir trabajando con intensidad», pero que también han sido 21 mujeres asesinadas menos que en 2008, lo que supone «21 motivos para la esperanza»