Las empresas pagan 2.500 euros al mes por cada trabajador contratado

El gasto en indemnizaciones se ha incrementado un 24%, impulsado sobre todo por el sector de la construcción, el más afectado por la depresión financiera nacional.

A las empresas nunca les había costado tanto dinero contar con trabajadores en su plantilla. El coste laboral medio por trabajador y mes, que incluye remuneraciones y cotizaciones sociales, se situó en el cuarto trimestre de 2008 en 2.548,86 euros, un 5,4% más que en el mismo período del año anterior. Es el mayor crecimiento interanual desde el año 2000, cuando comenzó a elaborarse la Encuesta de Coste Laboral. Esto, unido a la crisis económica, está llevando a muchas compañías a tener que prescindir de algunos de sus empleados para poder subsistir y ha aumentado en un 24% el gasto por indemnizaciones, sobre todo en el sector de la construcción.

Por su parte, la industria registró los salarios más altos, sobre todo en el País Vasco, seguido de Madrid. En el plano opuesto se encuentran Galicia y Murcia, que tiene los costes laborales más bajos, y Extremadura, donde los suelos son los más reducidos. En España se trabaja una media de 35,82 horas a la semana, pero por vacaciones y fiestas se pierden unas 4,7 horas.

Del total del coste laboral del cuarto trimestre del año pasado, el salarial (que comprende todas las remuneraciones, tanto en metálico como en especie) alcanzó los 1.897,2 euros, un 4,9% más que en el mismo período del ejercicio anterior, mientras que el salario ordinario, sin pagos extraordinarios ni atrasados, creció un 5,1%, hasta los 1.548,32 euros.

Los gastos de los sueldos, que incluyen las percepciones no salariales y las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, fueron de 637,62 euros, un 6,7% más. Este crecimiento se debe al incremento de las indemnizaciones por despido y por fin de contrato, que aumentaron hasta en un 24% en los tres últimos meses del año anterior, mientras que las cotizaciones sociales crecieron un 3,4%.

También es importante conocer que los costes laborales por hora de trabajo efectiva aumentaron un 3,3% en ese período de tiempo, y se situaron en 18,6 euros. Este crecimiento se debió a que en este trimestre se trabajaron más horas, por el menor número de fiestas y vacaciones disfrutadas.

La construcción fue el sector en el que más crecieron los gastos laborales, pero la actividad con mayor coste fue la de la industria, con una tarifa media por trabajador y mes de 2.911,9 euros, un 5,4% más que en el mismo período de 2007. Por su parte, los servicios tuvieron un coste total de 2.429,02 euros, un aumento del 5% con respecto al ejercicio anterior.

Según los datos oficiales conocidos el mes pasado, la industria registró los salarios más altos, con 2.173,07 euros (un 4,9% más que en el cuarto trimestre de 2007), seguido por los servicios (con 1.840,60 euros y un crecimiento del 4,7%) y por la construcción, con 1.817,99 euros, un repunte del 6,2%. El INE achaca estos crecimiento al abono de los atrasos y obligaciones pendientes (finiquitos), que han ascendido en los últimos meses.

En cuanto a los sueldos, el mayor crecimiento del salario ordinario se registró en los servicios (+5,2%), seguido de la industria (+5%) y la construcción (+4,8%), mientras que en el caso de los otros costes, este último nicho se situó en cabeza, con un repunte del 11,9%, seguido de la industria (+6,8%), y del sector terciario, que, debido a la moratoria en el pago de cotizaciones a la Seguridad Social de la actividad del transporte, presentó el aumento más bajo, con un 5,9%.

Los gastos laborales más altos tuvieron lugar en el País Vasco y en Madrid, con 2.963,01 euros y 2.933,05 euros por trabajador y mes, respectivamente. Navarra registró 2,738,30 euros por empleado y mes, y Cataluña 2.718,1 euros. Los costes más bajos fueron en Extremadura (2.108,81 euros), Canarias (2.114,79 euros), Galicia (2.204,34 euros) y la Comunidad murciana, 2.218 euros.

Por otra parte, la jornada media semanal de los trabajadores, considerando en su conjunto el tiempo completo y parcial, alcanzó las 35,82 horas en el cuarto trimestre de 2008, pero se perdieron una media de 4,7 horas por semana, la mayoría por vacaciones y fiestas. Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, el tiempo se reduce a 31,3 horas efectivas de trabajo a la semana.

Además, del informe se desprende que los asalariados a tiempo completo ganan 4,24 euros por hora más que los empleados a tiempo parcial, con 14,32 euros para los primeros y 10,08 para los segundos; y que los trabajadores a tiempo completo prácticamente duplican las horas de labor respecto a los que trabajan a tiempo parcial, con 33,9 horas semanales frente a 17,9.