Las lluvias causan inundaciones y cortes de tráfico en Barcelona

Los servicios de emergencias recibieron más de 400 llamadas de las que 344 estaban relacionadas con las lluvias • En la ciudad condal se registraron 42,8 litros en media hora

204
Las lluvias y la mala visibilidad provocaron retrasos en el aeropuerto de Barcelona.
Publicidad

La intensa lluvia caída ayer al mediodía sobre todo en el entorno de Barcelona provocó pequeñas inundaciones, caídas de árboles y problemas de tráfico en diversas vías, entre ellas la AP-7, según los servicios de emergencias, que desde las 13 horas recibieron más de 400 llamadas.

El servicio de meteorología Meteocat informó de que, en la ciudad de Barcelona, se recogieron 42,8 litros por metro cuadrado en treinta minutos, chubascos que han ido acompañados por fuertes rachas de viento, como las registradas en la zona universitaria, que alcanzaron los 55 kilómetros por hora.

La cantidad de agua caída en tan poco tiempo llevó al Ayuntamiento de Barcelona a activar el plan de emergencias por la incapacidad de los sistemas de drenaje de succionar la lluvia.

El servicio de emergencias 112 recibió desde las 13.00 horas un total de 437 llamadas, de las que 344 estaban directamente relacionadas con la lluvia. La mayoría se hicieron desde las comarcas del Barcelonès, el Baix Llobregat y el Vallés Occidental.

Este servicio recibió 214 llamadas desde Barcelona ciudad, 27 desde Sant Feliu de Llobregat y 21 desde Sant Just, ambas en el Baix Llobregat.

Los Bomberos de la Generalitat, por su parte, recibieron desde las 11.00 horas un total de 123 avisos, la mayoría del Baix Llobregat.

Los bomberos actuaron en pequeñas inundaciones y en la retirada de árboles caídos en la vía pública.

Este cuerpo fue alertado también de que un hombre se había quedado atrapado con su vehículo en Subirats (Barcelona) y de que estaba siendo arrastrado por el agua, pero finalmente pudo salir del coche por sí mismo.

Los Bomberos de Barcelona, por su parte, recibieron hasta las 13.00 horas unas 150 peticiones de servicio por la lluvia.

El Servicio Catalán de Tráfico (SCT) indicó que la lluvia ocasionó retenciones importantes en la autopista AP-7, en los tramos norte y sur; en la autovía C-17, que une Barcelona con Ripoll; y en la autovía B-23, que enlaza Barcelona con la AP-7 en el Baix Llobregat.

Las lluvias provocaron también deslizamientos de tierras en las carreteras C-532, a la altura de Santa Sadurní d’Anoia (Barcelona); la C-243A, en Subirats, y en la BP-1103, en Marganell (Barcelona). Las tres permanecen cortadas en esos municipios.

Fuentes de Tráfico informaron de que la lluvia no ocasionó accidentes con heridos en las carreteras catalanas.

Varios ayuntamientos de la comarca del Maresme, por su parte, señalaron que colocaron la bandera roja en sus playas por el mal estado del agua tras las tormentas.