La venta de viviendas marca un mínimo histórico al caer el 31%

La cifra de transacciones es la menor registrada en tasa semestral desde que comenzó a recopilarse en 2004. Al cierre de 2008, había más de 600.000 inmuebles nuevos sin dueño

0

El sector de la vivienda no levanta cabeza. A pesar de que la confianza del consumidor ha aumentado en los últimos meses, el número de casas vendidas en el primer semestre del año fue de 217.589, lo que supone una bajada del 31,16% con respecto al mismo período de 2008 y la menor cifra registrada en tasa semestral al menos desde 2004, que es el primer ejercicio que contempla la estadística del Ministerio de Vivienda.

Según datos publicados ayer por el departamento que dirige Beatriz Corredor, las ventas de inmuebles alcanzaron el máximo histórico de 485.836 en el primer semestre de 2006, más del doble de la cifra registrada en la primera mitad de este año.

Este informe está en línea con los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, que registró 206.096 ventas con una caída del 34,2%, y con las del Colegio de Registradores de la Propiedad, que señalaban que las transacciones disminuyeron el 33,5% hasta los 211.004 inmuebles.

Únicamente en el segundo trimestre del año se llevaron a cabo 112.886 traspasos de casas, lo que supone un descenso del 28% con respecto a los mismos meses del pasado ejercicio.

No obstante, estas ventas supusieron un incremento del 7,8% frente a los tres primeros meses del año, algo que valoró ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al tiempo que manifestó que el objetivo del sector es alcanzar a medio plazo un mercado «estable» en torno a las 400.000 edificaciones.

El líder socialista reconoció que la recuperación y la reordenación del modelo productivo español pasa por «resolver el estancamiento del mercado inmobiliario», para lo que es necesario dar salida a las viviendas que se encuentran sin vender y ajustar la oferta a la demanda «sin escaladas especulativas de las tarifas».

Sin embargo, los inmuebles nuevos sin propietario, que el Ministerio que dirige Beatriz Corredor cifró en 613.512 al cierre de 2008, se absorben lentamente, dado que las transacciones de edificaciones siguen disminuyendo hasta acumular ya tres años de caídas semestrales consecutivas.

La mayor parte de las ventas realizadas en el primer semestre del año fueron de obra nueva (118.501 inmuebles), el 35% menos que en el mismo período de 2008, de las que 99.532 eran libres (-38,1%), y el resto, 18.969 inmuebles, eran protegidos (-12,1%).

Las transacciones de segunda mano cedieron un 25,9% en los seis primeros meses de 2009, hasta los 99.088 inmuebles vendidos.

La caída de las ventas realizadas en el primer semestre del año supone a su vez un descenso del valor total de las operaciones hasta los 34.726,9 millones de euros, el 35,3% menos.