La OCDE insta a España a adoptar reformas para reducir el desempleo

La Organización considera que los datos de paro continúan siendo “dolorosamente altos”, lo que implica el riesgo de una mayor ampliación de la desigualdad de ingresos

0

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala a España entre los países europeos que mayor número de reformas ha abordado durante la crisis para ganar competitividad. Sin embargo, considera que el desempleo en el país sigue siendo “dolorosamente alto”, por lo que recomienda la implementación de políticas para mejorar las oportunidades de empleo y aumentar la productividad. “España ha registrado una recuperación de la producción a medida que la reducción sustancial de los costes laborales unitarios ha mejorado su competitividad”, destaca la OCDE en la última edición de su informe ‘Apuesta por el Crecimiento’.

En este sentido, el ‘club de los países ricos’ destaca que en Europa, los países del Sur, particularmente España e Italia, han alcanzado más logros en materia de reformas que sus vecinos del Norte de Europa, donde el impacto de la crisis global fue menor. No obstante, la institución con sede en París advierte de que la tasa de desempleo de España “sigue siendo dolorosamente alta”, en particular, en el caso del paro de larga duración y el desempleo juvenil. Algo que “socava el crecimiento a largo plazo” e implica el riesgo de una mayor ampliación de la desigualdad de ingresos.

De este modo, la OCDE considera que “la agenda más apremiante para España” es la movilización de una amplia gama de políticas para mejorar las oportunidades de empleo para los desempleados y para facilitar su regreso al trabajo.

Asimismo, la institución considera que el crecimiento de la productividad de la economía española “es bajo”, por lo que recomienda acometer reformas que aumenten la productividad para asegurar una recuperación a medio y largo plazo en la producción y el empleo.

Reactivar el crecimiento global

Las autoridades tienen que desplegar una amplia variedad de reformas monetarias, fiscales y estructurales con el objetivo de estimular una demanda persistentemente débil y reactivar el crecimiento de la productividad y así generar empleo en el marco de un crecimiento global más inclusivo, según advierte la OCDE.

“Volver a un crecimiento saludable e inclusivo requiere una respuesta urgente y exhaustiva, sobre la base de políticas monetarias, fiscales y estructurales desplegadas de manera concertada”, declaró el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en la presentación del informe ‘Apuesta por el Crecimiento’.