La morosidad a la banca cae al 10,9 por ciento y se sitúa en niveles de abril de 2013

0

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas descendió al 10,9% en junio, algo por encima de los niveles registrados en abril de 2013, cuando la tasa se establecía en el 10,8%, según datos del Banco de España.

Esta tasa incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que dejaron de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

Según los datos provisionales publicados ayer por el Banco de España, la cifra total de créditos dudosos cayó hasta los 149.308 millones de euros en junio. De este modo, la tasa de morosidad encadena 10 meses consecutivos de caídas, llegando a perder la barrera del 11% por primera vez desde abril de 2013.

En el mes de junio, el crédito global del sector se redujo en 7.382 millones de euros respecto al mes anterior, hasta alcanzar los 1,357 billones. Así, la morosidad de la banca se redujo el 2,7% respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se situó en el 13,6%.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 11,2%, una cifra por debajo del 11,6% registrado en el mes anterior, puesto que el saldo de crédito caería 1,325 billones de euros a los 1,332 billones.

Pese a todo, las entidades financieras aún mantienen sus provisiones, aunque las redujeron ligeramente respecto al mes pasado, hasta los 89.529 millones de euros. En mayo este ‘colchón’ se situó en 91.836 millones.

El analista de XTB Jaime Díez espera una “continuación” en esta senda bajista de la morosidad bancaria, ya que aún está lejos de los mínimos históricos alcanzados durante la ‘burbuja’ inmobiliaria.

“Los datos actuales de crecimiento fortalecen la idea de que la mora pueda reducirse si se mantienen los tipos bajos y un Euríbor en niveles actuales, a pesar de su última subida”, explica, aunque advirtiendo de una posible recaída leve de la situación económica.