La deuda estatal cierra el año rozando los 920.000 millones

El Banco de España afirmó que la cifra se incrementó en un 5,3% durante el año pasado

0

La deuda del Estado subió un 5,3% en el año 2015 y cerró el año rozando los 920.000 millones, tras haber sobrepasado el umbral de los 900.000 millones en el mes de septiembre. Según los últimos datos actualizados por el Banco de España, la deuda del Estado sumó 917.000 millones de euros en el último mes del año, frente a los 911.669 millones registrados el mes anterior y los 870.540 millones de diciembre de 2014.

Por instrumentos, la mayor parte de la deuda del año pasado se concentró en valores a largo plazo, con 757.572 millones de euros, el 82,6% del total y un 6,8% más que en el cierre de 2014. Del resto, 82.435 millones se registró en valores a corto plazo, un 5,7% más, y 76.992 millones en el resto de la deuda que se incluye en el procedimiento de déficit excesivo, un 6,4% menos que un año antes. Por sectores de contrapartida, entre los sectores residentes y en las administraciones públicas se registraron 38.272 millones, un 15,1% menos que en 2014.

Además, los depósitos en el Banco de España, que incluyen las subastas de liquidez del Tesoro, alcanzaron los 26.564 millones, un 8,7% menos, mientras que los avales concedidos ascendieron a 109.571 millones, un 0,9% menos.

Por otro lado, el Banco de España también informó que los inversores sacaron de España 9.800 millones de euros en noviembre, más del doble de lo que retiraron en octubre (4.600 millones) y frente a los 10.600 millones que invirtieron en el país durante el mismo mes del año anterior. La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los inversores españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.

En el acumulado de los once primeros meses, los inversores han sacado de España 51.200 millones de euros, en contraste con los 6.500 millones de euros que sacaron en el mismo periodo del año precedente. En el conjunto de 2014, los mercados retiraron del país 8.200 millones.

En el desglose de los datos, los 9.800 millones que los inversores sacaron de España en noviembre se produjeron por la retirada de 7.400 millones en las inversiones de cartera, como resultado tanto de las desinversiones de los no residentes como de las inversiones de residentes en el exterior. También contribuyó la retirada de 2.100 millones en otras inversiones como los préstamos, repos y depósitos en este caso.

Asimismo, las inversiones directas no sufrieron en noviembre ningún cambio, mientras que en derivados financieros los inversores retiraron 300 millones.